(Foto: Guadalupe Martínez)

Por: Guadalupe Martínez/@Guadalupemtzo

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- Las instalaciones del Sindicato de Profesores de la Universidad Michoacana (SPUM), fueron tomadas desde temprana hora por un grupo de maestros inconformes por la instalación «ilegal» del Congreso General de Representantes que pretende presuntamente discutir jubilaciones y pensiones.

Los profesores, argumentaron que la toma del edificio que se ubica en Ciudad Universitaria, se debió a que pese a la declaratoria emitida la tarde de ayer sobre la falta de quórum en el Congreso por parte de los integrantes de la Comisión Autónoma de Vigilancia del gremio, un grupo de maestros afines al secretario general del SPUM, Jorge Luis Ávila Rojas lo instalaron después de las 17:00 horas.

Consideraron que desde el Comité Ejecutivo del SPUM, se pretende modificar el Contrato Colectivo de Trabajo (CCT) de los académicos, para entonces darle paso a la reforma de jubilaciones y pensiones que se insiste por parte de rectoría a fin de que la Universidad obtenga recursos extraordinarios de la federación.

El académico e investigador de la Casa de Hidalgo, Eduardo Nava Hernández, informó que tras la insistencia de la instalación «ilegal» y «arbitraria» del Congreso, la tarde del miércoles se presentó una notaria pública para levantar un acta con declaraciones de Ávila Rojas y de los presidentes de las comisiones autónomas de Vigilancia y de Honor y Justicia.

«Con el acta promoveremos acciones en la Junta Local de Conciliación y Arbitraje (JLCA) y en las instancias judiciales, porque a todas luces fue un proceso ilegal, ya que no había un padrón de delegados para llevar a cabo el Congreso», señaló.

Los académicos nicolaitas, llegaron este jueves a las instalaciones del Sindicato con pancartas en las que señalaron, «la revocación de mandato del secretario general del SPUM» y «reposición de la convocatoria del Congreso General de Representantes».

Aseguraron que la toma del edificio del Sindicato será de manera indefinida hasta que se emita una nueva convocatoria para llevar a cabo el Congreso de manera transparente y legítima.

CA