Cárcel, Covid-19
Los reclusos respetarán las medidas para evitar Covid-19 dentro de los penales, con la finalidad de no poner en riesgo su vida (Foto: archivo)

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com). –Debido a la cancelación de las visitas para prevenir posibles casos de Covid-19 en los 11 penales de Michoacán, un grupo de internos del Centro de Readaptación Social (Cereso) de Mil Cumbres “David Franco Rodríguez se manifestó en contra de las medidas tomadas por la dirección al señalar que no fueron avisados con antelación, en tanto, la autoridad descartó que se lleve a cabo un posible motín.

Después de las 10:00 de la mañana, alrededor de 80 internos de dicho penal realizaron una protesta verbal hacia las autoridades del Centro de Readaptación Social por la suspensión temporal de las visitas de sus familiares, argumentando que no se les brindó la información adecuada y completa sobre las fechas de la suspensión, por ello al no obtener una respuesta favorable, los internos mostraron su molestia bajo varias consignas.

Dicha situación, obligó al director del Sistema Penitenciario activar el Protocolo que consiste en llamar a los antimotines como una medida de prevención afuera del penal y dentro del edificio también se tomaron las precauciones necesarias para evitar un posible motín desde la disposición de horas de salida y entrada a las celdas hasta la capacitación de algunos custodios certificados para disuadir la violencia.

Luego de que algunos medios de comunicación informaran sobre el intento de motín al interior del penal, autoridades del sistema penitenciario confirmaron que sólo se presenció una manifestación por parte de un grupo de reclusos enojados ante la cancelación de las visitas familiares con la finalidad de prevenir posibles contagios del Covid-19, señalaron que no se presentó ni siquiera un conato de violencia sino únicamente una protesta pacífica.

También, se desmintió la prohibición de los alimentos en el penal «David Franco Rodríguez» como fue dado a conocer en otros medios, al referir que los reclusos estaban acostumbrados a que en el día de visita sus familiares entregan comida adicional a la que reciben en el Centro de Readaptación Social.

Durante una hora, las autoridades penitenciarias entablaron diálogo con los manifestantes a quienes les explicaron el por qué se decidió determinar la cancelación de las visitas. Se les informó la situación que no solamente existe en México sino en el mundo sobre la propagación de la pandemia del coronavirus y las muertes que ha originado el virus en los seres humanos.

Uno de los acuerdos fue que los reclusos respetarán las medidas para evitar el coronavirus dentro de los penales, con la finalidad de no poner en riesgo la vida de las personas privadas de la libertad, ni tampoco de los propios trabajadores.

Por: Guadalupe Martínez/E