Dijo que se trata de una cuestión administrativa y financiera derivada del atraso en la aprobación del presupuesto (Foto: ACG)

Por: Andrea Hernández/@andy_hermar

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- El secretario general de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (UMSNH), Salvador García Espinoza, aseveró que la manifestación de habitantes de albergues integrantes de la Coordinadora de Universitarios en Lucha (CUL) fue sólo en demanda de la entrega de despensas y de material de aseo y no por el tema de expulsión de nueve estudiantes.

En entrevista colectiva detalló que los jóvenes suspendidos ya se encontraban en este estatus desde hace más de un año, y lo que se hizo fue una revisión del caso a petición de ellos mismos, al interponer una solicitud de revocación de la suspensión, la cual no procedió por votación del Consejo Universitario.

Señaló que la protesta de los habitantes de la Casa Nicolaita se derivó de problemas para surtir la despensa, pero se trata de una cuestión administrativa y financiera derivada del atraso en la aprobación del presupuesto y “desde que se aprobó el presupuesto se está caminando en los pendientes y ya se está surtiendo la despensa”.

El caso de los jóvenes suspendidos, se trabajó el viernes pasado en sesión del Consejo Universitario, cuando se presentó el documento en el que algunos de ellos solicitaron la revocación de la suspensión de sus derechos como estudiantes en la Universidad Michoacana, pero éste no lo aprobó, y aseveró que esta determinación no afecta la búsqueda de lugares de estudio entre los jóvenes suspendidos en algunas otras instituciones.

Resaltó la madurez mostrada por la CUL en el respeto a las determinaciones del consejo universitario, por lo que descartó que este tema pueda “empantanar” la publicación de la Convocatoria de Ingreso y confió en que el proceso se lleve sin interrupciones, como ocurrió el año pasado, cuando ellos ya se encontraban suspendidos.

Flv Nz