Las autoridades alemanas prepararon un dispositivo de cerca de 19 mil agentes (Foto: @tomkucharz)

Por: Alina Espinoza

Alemania (Rasainforma.com).- La policía alemana hizo uso de cañones de agua a presión para dispersar la manifestación, que fue calificada como violenta debido a que se mezclaron con una marcha convocada por la izquierda radical en relación a la cumbre del G20 en Hamburgo.

Los antidisturbios, presentes en el lugar de los hechos, detuvieron la marcha poco después de su inicio, al detectar entre los manifestantes un millar de encapuchados, informaron la policía.

Se produjeron los primeros altercados y lanzamiento de algunos objetos en dirección a los efectivos policiales, por lo que las fuerzas bloquearon la calle.

La marcha llevaba por lema ‘Welcome to hell’ (Bienvenido al infierno), y había sido organizado por diversos colectivos, entre ellos el movimiento Rote Flora.

Varios usuarios compartieron en Twitter bajo el hashtag #welcometohell (Foto: @Bari_Dz)

Las autoridades alemanas prepararon un dispositivo de cerca de 19 mil agentes en previsión de altercados y ante la alarma general antiterrorista que gobierna toda Alemania.

Entre mañana y sábado habrá una veintena de manifestaciones de diversa índole.

Los servicios de seguridad estiman que alrededor de ocho mil manifestantes izquierdistas que usan la violencia podrían concentrarse en Hamburgo para tratar de alterar la cumbre del G20 donde vendrán líderes de veinte principales potencias.