(Foto: cortesía)

Maravatío, Michoacán (MiMorelia.com) Las artesanas  y artesanos michoacanos mantienen viva la tradición familiar de la elaboración de piezas únicas, sus manos dan color y vida a cada región de nuestro estado, manifestó Carlos Herrera Tello.

Al continuar en los recorridos de Caminos por Michoacán, Herrera Tello visitó el taller artesanal de la familia Rubio en Maravatío, con quienes intercambió puntos de vista sobre el oficio, y sostuvo que las artesanías dan color y vida a la entidad.

“Con más de 35 años en el mercado, Artesanías Rubio es uno de los talleres más antiguos de Maravatío, donde hacen hasta 100 canastas al día. Gracias al trabajo conjunto, más de 20 familias pueden llevar alimentos a su mesa”, resaltó.

Carlos Herrera destacó que en Michoacán existen más de 10 mil artesanas y artesanos que dedican infinidad de horas para la creación de piezas únicas; invitó a adquirir sus piezas en un precio justo.

“Las y los artesanos dedican tiempo, esfuerzo y recursos para confeccionar sus obras, por ello, es importante conocer sus necesidades de primera mano. En Michoacán tenemos artesanos alfareros, de fibras vegetales, de juguetería, laudería, madera, maque y lacas, orfebrería, miniatura, plumaria, talabartería y textiles; cuando veamos sus piezas comprémosles, sin regatear”, finalizó.

Boletín/SJS