mujeres diálogo empresa
El funcionario indicó que mantienen las asesorías para que se los empleadores y trabajadores puedan llegar a un consenso que permita mantener las fuentes de empleo en Michoacán (Foto: Ilustrativa)

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- El diálogo entre la parte patronal y los trabajadores será clave para que puedan mantenerse las fuentes de empleo en Michoacán, debido a que hay derechos establecidos en la Ley Federal del Trabajo, pero que solo aplican en caso de que el gobierno federal declare una contingencia sanitaria en todo el país, explicó el titular de la Dirección de Trabajo y Previsión Social (DTPS), David Garibay, en entrevista con MiMorelia.com.

Vía telefónica, el funcionario estatal comentó que sí hay derechos que defienden a los empleados en caso de una pandemia, como la que se vive del Covid-19, pero para ello hay ciertas reglamentaciones que se deben seguir.

«Lo más importante en este momento es saber que no se ha declarado una contingencia sanitaria; para que los trabajadores puedan acceder a los derechos, primero el gobierno federal tiene que declarar una contingencia sanitaria. Lo que se publicó ayer martes fue un acuerdo firmado por el secretario de Salud, pero no obliga a las empresas a tomar esas medidas, debido a que no es una declaratoria», precisó.

Ante esta situación, el director del Trabajo y Previsión Social de Michoacán recalcó que es importante que los empleados y patrones lleguen a un acuerdo, en el que convenga a las dos partes, como por ejemplo, que se dejen de ir a los establecimientos, sin goce de sueldo, pero que se mantenga el pago de las cuotas obrero-patronales del Instituto Mexicano del Seguro Social.

«Lo que dicen unos patrones es que ‘si tú tienes miedo, no vengas, pero será sin goce de sueldo’, pero se recomienda que se haga por escrito ese acuerdo de voluntades, entre el trabajador y el patrón, que lo manifiesten a la autoridad, que a lo mejor va a descansar 15 días o un mes, sin perder el trabajo, evidentemente que el patrón se comprometa a seguir con el pago del seguro social, es una de las opciones», sugirió.

Diego Garibay también comentó que ante esta situación de salud por el Covid-19 el patrón puede reducir salarios, pero si el empleado no está de acuerdo puede pedir que se le rescinda el contrato y debe recibir la indemnización que marca la ley; o también puede despedir a aquellos empleados que no acaten las medidas implementadas en la empresa.

Por ello insistió que la prioridad es mantener la fuentes de empleo con base a lo que se dice en la ley y seguir las recomendaciones que hacen las autoridades de salud.

«Hay negocios que ya cierran sus puertas al público, pero el artículo 434 de Ley Federal del Trabajo, que son causas de la terminación de relaciones la fuerza mayor o el caso fortuito imputable al patrón, en este caso lo debería de determinar en su momento la Junta de Conciliación y Arbitraje, entonces es lo que no queremos, porque tendremos a muchos trabajadores que estarían sin empleo y sin una indemnización», aclaró.

Subrayó que sólo cuando se declare una contingencia de salud en el país, por ejemplo, que toda la población debe estar en su casa, es cuando el artículo 429 de la Ley Federal del Trabajo establece que en este caso el patrón estará obligado a pagar a sus trabajadores una indemnización equivalente al salario mínimo vigente por cada día que dure la suspensión, sin que pueda exceder un mes.

«Esto te da un monto de 3 mil 696 pesos por esos 30 días, pero si la contingencia durara más, el patrón ya no estaría obligado a pagar ni un peso más», indicó.

Por: Josimar Lara/rmr