La decisión encarna una asunción total del mandato constitucional de velar por el interés máximo de Michoacán (Foto: Cortesía)

Morelia, Michoacán (Boletín).- Octavio Ocampo Córdova, integrante de la Comisión de Educación en la LXXIV Legislatura local, afirmó que un ejercicio pleno de la soberanía estatal frente a condiciones que atentan y ponen en riesgo la estabilidad financiera y el desarrollo de Michoacán, es el que encarna la determinación de regresar al Gobierno Federal su responsabilidad sobre los servicios educativos en la entidad.

Entre los beneficios es que las maestras y maestros contarán con mayor certeza y seguridad en sus prestaciones laborales, además de que nuestros niños tendrán una mejor calidad educativa pues van a poder contar con docentes de tiempo completo, dijo.

Destacó que la determinación tomada desde el Poder Ejecutivo del Estado, lejos de implicar una renuncia a la responsabilidad pública, encarna una asunción total del mandato constitucional de velar por el interés máximo de Michoacán.

El diputado refirió que el Acuerdo Nacional para la Modernización de la Educación Básica celebrado con en 1992, con el paso de los años se convirtió en una bola de nieve para las finanzas estatales debido al incumplimiento Federal de los principios establecidos.

Consideró que si bien las decisiones que encarnan un ejercicio soberano en el quehacer público como la dada a conocer este lunes por el gobernador Silvano Aureoles Conejo pueden dar margen a diversidad de opiniones, los representantes populares deben tener conciencia y claridad que la apuesta por la viabilidad del Estado no es moneda de cambio, y que abonar para que ésta se cristalice es responsabilidad de todas y todos.

Finalmente enfatizó que con estas acciones  al estado, ya que se evitará endeudamiento y se tendrá fortalezas para apostarle al crecimiento del estado.

PO