Además de los seis desfibriladores que se van a instalar en el primer cuadro de la ciudad, van a tener disponibles otros cuatro que serán puestos a disposición de la Policía de Morelia (Foto: Cristian Ruiz)

Por: Cristian Ruiz/@crisruizr1

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- La primera etapa del programa Red Cardiosegura en Morelia ha sido un éxito, puesto que van dos casos de personas que comenzaron a sufrir un paro cardíaco que pudieron ser atendidas gracias a la capacitación que se ha dado a elementos de la Policía de Morelia, ciudadanos y organizaciones civiles del sector salud, informó Gustavo López Orozco, presidente de la Sociedad Michoacana de Medicina de Urgencias y Emergencias.

(Foto: Cristian Ruiz)

En rueda de prensa, el médico comentó que desde que arrancó el programa hace tres semanas junto con el ayuntamiento de Morelia, se ha reforzado la capacitación por parte de autoridades municipales para saber cómo auxiliar a personas que comienzan a sufrir un infarto en la vía pública y como las técnicas de reanimación cardiopulmonar pueden hacer tiempo para que lleguen paramédicos y salven la vida del paciente.

Es específico, el especialista destacó el caso de un adulto mayor que el pasado fin de semana sufrió un paro cardíaco cerca del Jardín de las Rosas, donde elementos del municipio llegaron y realizaron los primeros auxilios y utilizaron uno de los seis desfibriladores que se habilitaron en la ciudad.

“Sabemos que más de 80 por ciento de los ataques cardíacos ocurren en la calle o en el hogar, es decir en sitios donde no es tan fácil acceder a un hospital, por eso vamos a hacer la instalación de los desfibriladores y también haremos la capacitación de población para que sepan cómo actuar en estos casos”, explicó Gustavo López Orozco.

A su vez, el urgenciólogo del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Santos Ramírez Medina, destacó que todos los médicos del ramo están interesados en que sean cada vez más los sitios donde haya desfibriladores e incluso centros comerciales están interesados en sumarse a esta iniciativa.

“Lo que queremos como médicos es que sean vez más los espacios donde haya desfibriladores y no se empolven”, aseveró.

Por ello, la Sociedad Michoacana de Medicina de Urgencias y Emergencias se comprometió a seguir los cursos, pero ahora también incluyendo a la ciudadanía para que sepan cómo auxiliar a quien necesite reanimación cardiopulmonar.