Imagen de archivo (Foto: Secretaría de Salud)

Ciudad de México (MiMorelia.com).- La obesidad en los niños y adolescentes puede ser factor de riesgo para que desarrollen Diabetes, alertó la Jefa de Endocrinología y de la Clínica de Diabetes del Hospital Infantil de México “Federico Gómez” (HIM), Leticia García Morales.

En entrevista, explicó que los menores aprenden patrones de comportamiento de los adultos, y si éstos últimos tienen una alimentación poco saludable y no practican ejercicio, esa forma de vida puede repercutir en el peso de los niños, generando daños en su autoestima, inseguridad, ansiedad y depresión.

Indicó que en la Clínica de Diabetes del HIM, la prevalencia Diabetes infantil se incrementó 35 por ciento, debido a la obesidad.

Con base en la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (ENSANUT) 2012, la Diabetes Mellitus afecta al 9.2 por ciento de la población adulta del país.

Leticia García aseguró que los antecedentes familiares de Diabetes Mellitus tipo 2 y el bajo peso al nacer, además de la presencia en la madre del bebé de Diabetes gestacional y aumento de peso mayor a lo que debe ser, que es de 10 a 13 kilogramos, son factores que influyen para que el menor padezca esa enfermedad.

La especialista dijo que los síntomas para detectar esta patología en el menor son: Orinar mucho, inapetencia, cansancio, sed y pérdida de peso.

Por ello, expresó que el tratamiento consiste principalmente en modificar la forma de vida, seguir una dieta balanceada, adecuada y libre de azucares simples; realizar ejercicio y aplicar la insulina de manera correcta con el objetivo de evitar que la reserva del páncreas se agote.

Finalmente, la Jefa del Departamento de Endocrinología y la Clínica de Diabetes del HIM recomendó adoptar hábitos alimenticios sanos y consumir cereales, frutas, verduras y leguminosas, además de reducir las proteínas.

El Hospital Infantil de México implementa estrategias para la atención de esta población, mediante talleres de educación sobre la enfermedad, automonitoreo, aplicación de insulina, alimentación sana, ejercicio y tratamiento psicológico.