Carlos Garfias Merlos

Les saludo con mucho cariño a todas las mamás, me da mucha alegría que nuevamente estemos celebrando en este mes de mayo el Día de las Madres, todavía estamos en la iglesia viviendo el tiempo de la pascua que nos ofrece la alegría y la esperanza que Cristo resucitado ha traído para todos los que creemos en él y que de una manera muy especial el México, por tradición, todos vamos recibiendo a través de nuestras mamás.

Hoy quiero felicitar y agradecer a todas las mamás el que hagan posible que se siga transmitiendo la fe en Cristo resucitado a través de ustedes, a través de su dedicación y compromiso, a través de la fe que trasmiten a sus hijos y a través de la fe que hacen patente dentro de nuestra iglesia católica y que se transmite y comunica a las demás iglesias, a toda la sociedad y a nuestro mundo; muchas gracias por ser las transmisoras de la fe en Cristo resucitado.

Les saludo y les felicito a las mamás, a las mamás ancianas, a las mamás enfermas, a las mamás que se encuentran abandonadas porque sus hijos las tienen descuidadas, a las mamás que se encuentran en los hogares de ancianos, a todas las mamás les saludo y les felicito y les hago llegar la oración, el cariño y la gratitud de la iglesia y de todos los seres humanos que siempre recibimos la vida, la fe y la misión que tenemos para cumplir en el mundo a través de nuestras mamás.

Felicidades mamás les hago llegar la bendición del señor este con ustedes y la bendición de Dios omnipotente, padre, hijo y espíritu santo descienda sobre ustedes y permanezca para siempre, amén.

Compartir