La ejecución se retrasó cuatro horas (Foto: aimpolunsky.com/)

Por: Ariana Castellanos

Estados Unidos (Rasainforma.com).- La noche del pasado miércoles se llevó a cabo la ejecución del mexicano Rubén Ramírez Cárdenas, sentencia que obtuvo luego de ser hallado culpable del secuestro, violación y homicidio de su prima de 16 años en febrero de 1997.

Tras un retraso de cuatro horas, la Suprema Corte de Justicia de Estados Unidos determinó que la aplicación de la pena de muerte se hiciera efectiva. Pasadas las 22:00 horas se le preguntó si quería decir unas últimas palabras, se negó y en cambió dejó una declaración por escrito.

En dicho manifiesto señala “no puedo ni quiero disculparme por un crimen que cometió otro, pero volveré por justicia, pueden contar con ello”.

La ejecución se realizó por inyección letal en la Unidad Carcelaria de Wall, Texas. Pasó 20 años en el corredor de la muerte en la prisón de Allan B. Polunsky, en Livingston, Texas.

En tanto, en México el presidente Enrique Peña Nieto y la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) condenaron el fallecimiento del connacional.

A través de su cuenta de Twitter señaló que este acto viola la decisión de la Corte Internacional de Justicia. Además expresó condolencias a los deudos.

“Expreso mi firme condena a la ejecución del mexicano Rubén Cárdena Ramírez en Texas, que viola decisión de la Corte Internacional de Justicia. Mi más sentido pésame a los deudos”, manifestó.

La pena de muerte estaba programada para las 18:00 horas (tiempo local) sin embargo tras hacer las últimas revisiones y no llegar al indulto, Rubén Ramírez murió por inyección letal a las 22:15 horas aproximadamente.

Con información de El Universal