Erik Avilés señaló que se deben tomar medidas “mucho más agresivas” para sanear las finanzas de la Casa de Hidalgo (Foto: ACG)

Por: Andrés Torres Magaña/ @AndresJTM11

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- A pesar de aprobar las propuestas de austeridad anunciadas por el rector de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (UMSNH), Erik Avilés Martínez, director general de Mexicanos Primero en Michoacán, pidió medidas “mucho más agresivas” para sanear las finanzas de la Casa de Hidalgo, como reducir el sueldo de Medardo Serna.

“Hay medidas mucho más agresivas qué realizar. Recordemos aquel decreto que nadie puede ganar más que el Presidente de la República, me parece que análogamente se debería buscar que nadie gane más que el gobernador en Michoacán, eso es 90 mil pesos mensuales”, opinó Avilés Martínez en entrevista.

Añadió que varios funcionarios de la Universidad Michoacana perciben más de 100 mil pesos al mes, “incluyendo al propio rector, que tiene nómina de 207 mil pesos mensuales solamente por ser funcionario, sin hablar de plazas de profesor investigador o de estímulos del Sistema Nacional de Investigadores (SIN), por poner algunos ejemplos”.

Para Avilés Martínez este acotamiento en los sueldos de los funcionarios podría enviar un mensaje de corresponsabilidad, “para poder sentarse con la parte trabajadora, ya sin la carga que les implica estar recibiendo un salario espectacularmente ostentoso para las condiciones que prevalecen en la UMSNH”.

En este sentido coincidió con las exigencias del Sindicato de Profesores de la Universidad Michoacana (SPUM) de hacer una reingeniería administrativa “empezando por el personal de estructura”.

Ejemplificó que la Secretaría de Educación del Estado (SEE) atiende a un millón 400 mil alumnos con 143 trabajadores de estructura, pero en la UMSNH hay 212. “No puede ser posible que se tenga una estructura 200 por ciento mayor que en toda la SEE, ese sería un segundo paso inmediato”, meditó.

No obstante, Avilés Martínez también pidió acotar las prestaciones de cúpulas sindicales, “no la base, ellos tienen todo mi respeto, tienen derechos adquiridos por la ley”.

Cuestionado sobre la gratuidad en la Casa de Hidalgo, dijo que esta es una cuestión presente desde la Carta Magna que se ha ido pervirtiendo “debido a una serie de externalidades, la principal, el abandono del Estado Mexicano respecto al cumplimiento de las responsabilidades en materia educativa”.

Para Avilés no es viable que los alumnos paguen a la Universidad, por la condición en que se encuentra la mayoría de los estudiantes.

Finalmente, recordó que el recurso otorgado por la federación a la UMSNH para cada estudiante es muy inferior a la media nacional, “le llegan 55 mil cuando a la UNAM son 130 mil pesos”, por lo que pidió elevar la capacidad de gestión de los funcionarios universitarios para homologar este ingreso.

Flv Nz