Condenó tiroteos, campañas de odio tanto en el vecino país como en México y se solidarizó con familias de las víctimas (Foto Cortesía) 

Morelia, Michoacán (Boletín).- Lamentablemente México está cosechando los resultados de una política exterior errónea, que han contribuido a la exacerbación del odio a los migrantes del Gobierno de Donald Trump y que ha cobrado la vida de paisanos en El Paso, Texas, de la manera más irracional y absurda, apuntó el diputado Antonio Soto Sánchez.

El diputado calificó como lastimoso el papel del Gobierno Federal, en donde hoy el canciller Marcelo Ebrard salga a declarar que nuestro país emprenderá las acciones legales para que la masacre en Texas en la que murieron ocho mexicanos no quede impune, cuando en territorio mexicano se ha dejado impune la masacre de migrantes centroamericanos ocurrida la semana pasada en Coahuila.

“¿Con qué calidad moral puede hoy México exigir nada a Estados Unidos sobre nuestros connacionales, si el Gobierno de la República se ha vuelto el principal discípulo y operador de la política antiinmigrante de Norteamérica?”, cuestionó.

Antonio Soto subrayó que hoy más que nunca se evidencia que en México existe una política exterior fallida, en donde se ha privilegiado el interés de Estados Unidos por encima de nuestro propio país y su histórica tradición diplomática en defensa de los derechos humanos, en donde ahora las víctimas palpables de esas malas decisiones son los propios mexicanos.

El diputado consideró que la federación debe rectificar el camino y mostrar una postura más enérgica hacia el Gobierno Norteamericano, de manera que los connacionales puedan tener una mínima certeza de que el Estado Mexicano no permanecerá indiferente a las agresiones de las que son objeto.

“La postura servil que busca mantener congratulado al vecino del norte, no es una postura de dignidad y menos soberana por parte del Gobierno Mexicano, ni en los peores años del priismo o panismo lo vimos, por eso se hace urgente que nuestro país retome su camino por una política migratoria firme, respetuosa de los derechos humanos, y solidaria” puntualizó Antonio Soto.

Finalmente condenó toda campaña de odio tanto en el vecino como en el propio, ya que en México en los últimos meses también se han promovido discursos de odio a quienes no simpatizan con quién gobierna el país, lo cual es reprobable y hoy más que nunca queda evidenciado que esas acciones conducen a tragedias que lastiman a todos.

PO