(Foto: Cortesía)

Morelia, Michoacán (Boletín).- México ha decidido renunciar a la política migratoria que por años lo consolidó como un país hermano, solidario y de puertas abiertas, atentando con ello a su historia diplomática, recalcó el diputado Antonio Norberto Martínez Soto, integrante del Grupo Parlamentario del Partido de la Revolución Democrática en la LXXIV Legislatura del Congreso del Estado.

El legislador por el Distrito de Hidalgo consideró grave que el Gobierno de la República apueste a la desconfiguración de nuestra identidad diplomática en aras de mantener una simpatía estadounidense que se funda en la sumisión y el sometimiento de los intereses del Estado Mexicano.

Lamentó que la política migratoria que el Gobierno de la República accedió a instrumentar frente a los grandes intereses de Estados Unidos, hayan convertido a nuestro país en cómplice y protagonista de acciones que tienden al genocidio por la cantidad de víctimas que ya empiezan a cobrar.

Recordó que diariamente los medios de comunicación dan cuenta de las vidas que está cobrando esta política migratoria instrumentada por la actual administración federal, y que tiende a dar similar al de los migrantes que buscan cruzar nuestro territorio, con el que se les da a nuestros connacionales en territorio estadounidense y que tantas veces ha sido condenado y cuestionado desde México.

Martínez Soto consideró alarmante que nuestro país renuncie a su calidad moral para exigir un trato digno y en pleno respeto a los derechos humanos de nuestros connacionales, al obrar de la misma manera que critica hacia nuestros hermanos de Centro y Sudamérica que migran en búsqueda de mejores oportunidades de vida.