Conferencia de Amnistía Internacional
En el país existe una tasa de impunidad del 99 por ciento (Foto: ACG)

Por: Carolina Zambrano/@Caroz_ZaC

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- A pesar del problema de detenciones arbitrarias que se vive en México, en ningún estado del país existe un registro de personas que hayan pasado por esta situación, lo que ha preocupado a Amnistía Internacional, por lo que se decidió elaborar un informe al respecto.

En rueda de prensa en la Casa de la Cultura Jurídica, Chasel Colorado Piña, coordinadora de Incidencia y Política Públicas de Amnistía Internacional, presentó los resultados de dicho informe, en el que el principal tema es la carencia de información por parte de las autoridades judiciales de todo el país.

La activista explicó que una detención arbitraria es cuando se hace por discriminación hacia la persona detenida, no está basada en una ley; se realiza cuando la persona ejercía de manera pacífica sus derechos, se detiene a alguien solo por su condición migratoria y cuando la persona no recibe un juicio justo.

Destacó que en el país existe una tasa de impunidad en este sentido de 99 por ciento, por lo que Amnistía Internacional decidió hacer una investigación, la cual no arrojó datos duros, pues las autoridades no tienen registros al respecto.

Detalló que el informe se realizó de febrero de 2016 a mayo de 2017. En este se entrevistó a 10 organizaciones de derechos humanos de México y a seis personas expertas en cuestiones de seguridad pública, política y derecho para entender el panorama en el país.

“Se entrevistó también a víctimas de detenciones arbitrarias, así como a 25 personas que operan en el sistema de justicia, respetando su confidencialidad, pero todas reflejan la práctica inadecuada de las autoridades”.

Resaltó que no existe un perfil específico para las detenciones arbitrarias, pues se han realizado en contra de estudiantes, defensores de derechos humanos, vendedores ambulantes, entre otros. “Sin embargo, la mayoría son contra jóvenes pobres, en los que infiere el aspecto físico y no tienen que ver por la comisión de un delito. Las autoridades realizan estas detenciones para aparentar que se investiga un hecho, o para extorsionar”.

En el informe Falsas sospechas: Detenciones Arbitrarias en México por policías se pide a las autoridades garantizar la seguridad e integridad del detenido, ya que éste debe saber de qué se le acusa, contar con un abogado, y en caso de ser indígena, contar con un traductor.

Puntualizó que la investigación de Amnistía Internacional encontró que en México los arrestos a las personas que supuestamente estaban cometiendo un delito al ser aprehendidas, no suelen funcionar como una respuesta auténtica para enfrentar los delitos cometidos, sino que son utilizados por las autoridades de forma ilegal, principalmente contra aquellas personas que enfrentan situaciones históricas de discriminación, con una preocupante afectación a hombres jóvenes que viven en pobreza.

CA