pandemia, coronavirus, México, historia
Medidas como las que se usan en estos días para evitar a propagación del Covid-19 en México resultaron efectivas hace más de un siglo (Foto: Mary Evans)

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- México sufrió una pandemia similar a la del coronavirus Covid-19 hace más de cien años. La pandemia de gripe de 1918, también conocida como la gripe española, cobró víctimas no sólo de la tercera edad, sino jóvenes y adultos saludables, y animales, entre ellos perros y gatos.

Esta pandemia habría causado la muerte de entre 20 y 40 millones de personas en todo el mundo: México tomó medidas que son muy similares a las que se llevan a cabo actualmente.

Medidas como las que se usan en estos días para evitar a propagación del Covid-19 en México resultaron efectivas hace más de un siglo, como se detalla en un documento de la oficina de Salubridad de la ciudad de Puebla, con fecha del 19 de octubre de 1918.

En el documento, firmado por el doctor Luis Unda, como presidente de la Junta de Sanidad en ese momento se recomendaba lo siguiente: “se pide a las personas sanas que no concurran a lugares de reunión tales como cines, teatros, templos, etc..”
(Foto: Cortesía)

Asimismo pedía a las personas evitar la visita a casas o habitaciones donde había personas enfermas. Todas las personas, especialmente las obligadas a ponerse en contacto con enfermos de gripa, deberán, cada que toquen al enfermo, lavarse las manos con jabón; secarlas y frotarlas durante algunos minutos con un lienzo o algodón empapado en alcohol.

Otra de las medidas que se sugerían en 1918 era aislar por completo a los pacientes con síntomas o infectados, así como la desinfección de habitaciones. Mientras que las personas que cuidaban a los enfermos, debían cubrir nariz y boca.

Al respecto, especialistas hacen énfasis en la importancia de la higiene en los seres humanos y no esperarse a que aparezca otra pandemia para de nuevo adoptar las medidas. Además, destacan tres pasos importantes a seguir durante estos eventos: 1, el aislamiento; 2, la higiene y 3, los elementos de desinfección.

¿Qué pasó en Puebla?

Desde finales de agosto, los periódicos nacionales anunciaron la aparición de una peligrosa epidemia que afectaba tanto el territorio europeo como a Estados Unidos, pero las autoridades federales y estatales no tomaron ninguna medida preventiva.

(Foto: El Demócrata)

El primer entierro registrado en Puebla causado por el virus gripal se realizó el 10 de octubre de aquel año, pero pasó casi inadvertido. Siete días más tarde las defunciones ocasionadas por la enfermedad comenzaron a aumentar; los libros de registro del Panteón Municipal atestiguan el notorio avance de la influenza: el 17 de ese mes fueron cuatro, el 18 cinco, el 21 había saltado a 14, el 25 a 41.

El número de muertos fue incrementándose día a día, hasta alcanzar su cúspide entre el 28 de octubre y el 5 de noviembre: en sólo nueve días la gripe envió al Panteón Municipal a 1 58 personas, señalan las Reflexiones en torno a la pandemia de influenza de 1918 en la ciudad de Puebla, realizada por Miguel Ángel Cuenya Mateos.

(Foto: Cortesía)
Toman medidas en México

Con el creciente número de víctimas los gobiernos decidieron tomar medidas para contener la enfermedad. Aunque ya era demasiado tarde, realizaron tareas como desinfección de espacios públicos como teatros, fábricas y el transporte público. También se recomendó el cierre de universidades y escuelas y el uso de mascarillas para todos los empleados que trabajaban en atención al público.

De acuerdo con notas de medios de comunicación de aquel tiempo, el Gobierno de México de ese momento encabezado por Venustiano Carranza Garza, suspendió por completo el tráfico entre Monterrey y Torreón. Además de impedir el arribo de buques infestados al puerto de Veracruz, donde eran puestos en cuarentena.

¿Por qué se la llama gripa española?

España fue el único país que se mantuvo neutral y no participó en la Gran Guerra y por el contrario sí realizó un seguimiento informativo de la enfermedad, pues de acuerdo con diversas fuentes, los primeros casos de la enfermedad se registraron en Estados Unidos.

Por: Redacción/R