Rogelio Cuéllar, Centro Cultural, fotografía, México
El reconocido fotógrafo con 49 años de carrera ofreció una conferencia en el Centro Cultural Clavijero de Morelia (Foto: CAG)

Por: Héctor Jiménez/@Hectorjjmm

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- «Si hubiera sabido que a Rulfo le gustaba la fotografía, hubiéramos hecho un gran diálogo, pero ambos éramos muy tímidos», lamentó el fotógrafo Rogelio Cuéllar, en referencia al primer retrato que hizo en su carrera a los 19 años de edad.

El reconocido fotógrafo con 49 años de carrera ofreció una conferencia en el Centro Cultural Clavijero (CCC) de Morelia, en la que habló de fotoperiodismo, fotografía de desnudo y sobre todo de las historias detrás de sus retratos de artistas y escritores.

En referencia a su célebre retrato de Octavio Paz, Cuéllar confesó que el escritor dijo que no quería ser fotografiado el mismo día de la sesión, por lo que él aprovechó el momento de saludarlo en su casa para tomar el retrato sin que el futuro Nobel de literatura lo notara.

También recordó haber fotografiado a Julio Cortázar, José Revueltas, José Emilio Pacheco y al michoacano Alfredo Zalce, para lo cual durante un periodo de su vida visitó la ciudad de Morelia al menos una vez cada dos meses, con el fin de acercarse al pintor.

Cuestionado sobre si hay personajes del arte o la literatura que no pudo fotografiar, Rogelio Cuéllar aseguró que tiene «muchos huecos», porque le hizo falta obtener retratos de Roberto Bolaño y Eliseo Alberto, así como del artista plástico Alfredo Arreguín, que recientemente recibió las llaves de la ciudad de Morelia.

(Foto: ACG)

Cuéllar nació en 1950, comenzó su carrera como fotoperiodista a los 17 años de edad, fue fundador del periódico La Jornada y se desarrolló principalmente en el área de la fotografía artística o de autor.

A sus 67 años de edad, el artista visual afirmó que todavía acostumbra tomar fotografías de los movimientos sociales, como la pasada marcha de la diversidad sexual en la Ciudad de México; pero en cambio, desde una etapa muy temprana de su carrera supo que no le gustaba la fotografía relacionada con los desastres o la muerte.

«Es lamentable que los premios más grandes como el WordPress Photo siempre lo ganan las fotos de los desastres de la humanidad», señaló el artista.

jcms