Durante la temporada de lluvias, aumentan las infecciones provocadas por el mosquito Aedes Aegypti (Foto: Ilustrativa)

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com/Alfredo Martínez Martiñón).- El año pasado, Michoacán registró mil 606 casos de Chikungunya, para ubicarse en cuarto lugar nacional, sólo abajo de Yucatán, Guerrero y Veracruz. En este 2016, hasta la primera semana de mayo anterior, lleva siete, tres más a los de igual periodo de 2015.

Sin embargo, es durante el tiempo de lluvias cuando de manera tradicional aumentan los pacientes infectados por tal virus, causado tras la picadura de mosquitos tipo Aedes Aegypti y entre sus principales síntomas se encuentran fiebre súbita de 39 grados o más, dolor de cabeza y en articulaciones, particularmente en rodillas, manos, cadera, espalda; erupciones en la piel, así como náuseas, cefalea, mialgias, vómito y conjuntivitis.

Ante eso, autoridades de la Secretaría de Salud de Michoacán (SSM) realizan el trabajo de prevención, pues oficialmente la temporada de huracanes arrancó el 15 de mayo último, a través del control larvario; pero también la ciudadanía puede evitar ese padecimiento, con retirar, por ejemplo, agua acumulada de recipientes como cubetas, tambos, pilas, floreros, que pueden servir de criaderos al mosco, mismo portador del Dengue y Zika.

Hace un año se presentaron en nuestro estado los primeros casos de Chikungunya en su historia. Ocurrieron durante la primera semana de mayo de 2015, con cuatro enfermos. Meses atrás, en marzo, hubo dos, aunque como se contagiaron en Guerrero, fueron a la contabilidad de esa entidad.

Para junio siguiente, se reportaron 65 enfermos en territorio michoacano, ya en plenas precipitaciones pluviales. Y a mediados de agosto acumulaba 582, entonces tercero general, mientras los últimos cuatro meses de ese año contabilizó mil 024.

Con esa experiencia, ahora puede enfrentarse de mejor forma el padecimiento, que si bien no es mortal, imposibilita a las personas durante varias semanas y requiere atención médica lo más pronto posible ante los primeros síntomas.

Entre el primero de enero y el 7 de mayo, de acuerdo al reporte de la Secretaría de Salud (SSA), van siete casos de Chikungunya en Michoacán, cuatro de ellos en personas del sexo masculino, registrados en Uruapan, Lázaro Cárdenas, Huetamo, Apatzingán y Turicato. Son tres más a los de igual lapso del 2015, un incremento poco significativo.

Lo anterior arroja mil 613 personas infectadas por el virus en nuestra entidad durante un año, que significa un promedio de 31 cada semana.

A nivel nacional, en tanto, suman 280 en una veintena de estados, en el mismo periodo de 2016, donde Veracruz es primero con 92; de hecho, tal estado acumuló 2 mil el año anterior, el de más registros. Más abajo quedan Sinaloa (24), Nayarit (24), Guerrero (23), Campeche (22) y Quintana Roo (19), los seis con más personas afectadas, quienes concentran el 72.85 por ciento del total.

Si se compara con las semanas equivalentes al 2015, entonces había más casos, mil 145, pero en sólo seis entidades de la República, incluida Michoacán. Una disminución del 75.54 por ciento en un año.