agua
Michoacán se ubica por debajo de la media nacional en el tratamiento de aguas residuales (Foto: SAPAO)

Por: Guadalupe Martínez/@Guadalupemtzo

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- En tres años de la presente administración sólo se ha mejorado el 1.5 por ciento del tratamiento de las aguas residuales en Michoacán debido a lo costoso de la instalación o activación de las plantas, con una inversión de 500 millones de pesos.

Así lo informó el titular de la Comisión Estatal de Agua y Gestión de Cuencas, Germán Tena Fernández, en entrevista, quien reconoció la problemática en el país debido a que no existen reformas a la Ley de Aguas Nacionales con la finalidad de que se establezca en el documento la obligatoriedad del pago para el saneamiento de las aguas residuales, ya que en la actualidad los ciudadanos no lo cubren.

El funcionario estatal insistió en que ante este problema que aqueja prácticamente a todo el país, los ciudadanos, gobiernos y sindicatos deben participar para que disminuyan los índices de contaminación, pero a su vez, que la población se haga responsable del tratamiento, porque “todos la ocupamos para lavar, para bañarse, cocinar o regar el jardín, y sin embargo, no queremos pagar el agua que nosotros mismos contaminamos”, resaltó.

Ligado a esto, puntualizó que un área de oportunidad es que los organismos operadores transparenten las finanzas para constatar un manejo eficiente de los recursos, y por el otro lado, la contención de las prestaciones de los gremios consideradas onerosas en los contratos colectivos de trabajo, a fin de que haya un eficiente servicio en los municipios, ya que de esa forma las autoridades contarían con más recursos económicos.

Señaló que Michoacán se ubica por debajo de la media nacional, que es del 48 por ciento, en cuanto al tratamiento de aguas residuales al registrar apenas el 39.03%, y aunque han trabajado en la materia, Tena Martínez reconoció que sólo han podido disminuir el 1.5 por ciento de la problemática tras la insuficiencia presupuestal en Michoacán.

Para este año, dijo, buscan el apoyo extraordinario de 151 millones de pesos de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) para la reactivación, así como instalación de plantas tratadoras de aguas residuales.

Ante este panorama, comentó que la reducción de la contaminación del agua requiere una fuerte inversión en infraestructura, que representaría un ahorro en cuanto a la atención médica que por enfermedades diarreicas provocadas por agua y productos agrícolas contaminados.

Sobre los municipios que presentan mayor contaminación de agua, el titular de la Comisión dijo que son Jacona, Maravatío y Zirahuén, con entre 150 a 180 litros por segundo, los cuales aún no cuentan con una planta de tratamiento.

Asimismo, consideró que otra de las problemáticas es que el 50 por ciento de los michoacanos no pagan el agua que consume debido a que en tiempos electorales la principal bandera de los candidatos es la condonación de las tarifas, que en los ayuntamientos es de 40 pesos el metro cúbico.

“Mientras el agua sea un tema político, para ganar elecciones en lugar de mejorar el medio ambiente y disminuir el agua contaminada, este problema continuará no sólo en Michoacán sino en todo el país. Es necesario y urgente que los ciudadanos paguen el recibo, pero, además, también se integre el saneamiento”, insistió el servidor público.

R