Algunas ocasiones, la agresión de los himenópteros a personas es mortal (Foto: Ilustrativa)

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- Michoacán es el cuarto lugar en México con personas atendidas por picaduras de abejas, avispas y avispones, abajo de Sonora, Guanajuato y Jalisco, de acuerdo a datos de la Secretaría de Salud (SS).

Al primer trimestre del año suman mil 512 pacientes afectados por tales insectos a nivel nacional, lo cual equivale a 16 diarios. Los del sexo masculino representan el 58.06 por ciento, al tener 878, mientras las féminas el porcentaje restante, con 634 casos.

La cuarta parte en el país es la población de menor edad, desde meses de nacidos a los 14 años, donde siete de cada 10 corresponden a los de 5 a 14; es decir, quienes ya van a la escuela y son propensos al jugar al aire libre.

Si se suman hasta los de 24 años, entonces desde meses y a dicha edad, alcanzan el 47.55 por ciento general.

Quienes se ubican entre 25 y 44 años de edad, contabilizan 461, tres de cada 10 del total, y los mayores de 50 años, el 16.53 por ciento, con 250 perjudicados.

Jalisco lleva a los primeros tres meses del año, 271 atenciones médicas por contacto traumático con avispas, avispones y abejas, primer lugar, seguido de Guanajuato, 130; Sonora, 96 y Michoacán, 82.

De nuestro estado, el 53.65 por ciento de los servicios prestados en instalaciones de salud, son varones, con 44, y las mujeres suman 38. Ambos, de todas las edades, no especificadas en el reporte de la SS.

Una buena parte de las picaduras de estos himenópteros, sobre todo si es de una sola especie, sólo producen lesiones locales como hinchazón, la cual dura uno o dos días; pero se recomienda retirar el aguijón, aplicar hielo en la parte afectada, además de limpiarla con agua y jabón.

En algunos casos es mortal la picadura, si se presenta un ataque masivo, por ejemplo de las abejas africanas, y no se recibe la atención especializada pronta, porque si el afectado sufre una reacción alérgica al veneno, puede provocar un choque anafiláctico, caracterizado por síntomas como náuseas, dificultad respiratoria, taquicardia, ansiedad, boca seca, ardor en la lengua, erupciones cutáneas, aparición de ampollas, inflamación de los párpados y pérdida del conocimiento.

Por ejemplo, el 20 de mayo de 2015 en un predio del municipio michoacano de Sahuayo, un enjambre de abejas atacó a un campesino de 84 años de edad cuando acudía a sembrar maíz, y a consecuencia de las picaduras falleció. Igual consecuencia tuvo otro trabajador del campo de 68 años, el 10 de febrero del mismo año, agredido por varios de esos insectos en la comunidad Ojo de Agua de Zamora.