En lugar de engrosar un proyecto con políticos impresentables, apostó por un verdadero relevo generacional al interior del PRD (Foto: Cortesía)

Morelia, Michoacán (Boletín).- La apuesta del Partido de la Revolución Democrática tiene que ser por un verdadero relevo generacional que fortalezca las bases y la defensa de los derechos de las mayorías, ante lo que se rechaza cualquier pretensión de ceder el registro del PRD a Futuro 21, determinación que en Michoacán no se avala ni se acompaña, subrayó el fundador, militante y líder de la región oriente Norberto Antonio Martínez Soto.

El también diputado local dejó claro que no acompaña el proyecto Futuro 21, ya que su compromiso es con los ciudadanos y con la militancia y simpatizante del PRD, con quienes han construido y trabajado por años para fortalecer a este instituto político, como instrumento que aporte al desarrollo nacional y genere condiciones de justicia para las y los mexicanos.

Lo anunciado ayer a nivel nacional, lo calificó como acuerdos de cálculo nacional, sin tomar en cuenta la fuerza del PRD que son las y los militantes que se encuentran en distintas regiones y municipios.

“Es incongruente que en pleno proceso de afiliación al PRD, después de meses de esfuerzo y dedicación, con miles de afiliados convencidos de la lucha histórica de nuestro partido, los dirigentes nacionales que se creen dueños de la marca, cedan espacios al llamado Futuro 21, generando confusión y descontento”, manifestó Tony Martínez.

Acompañado de su equipo de trabajo, en el oriente michoacano, reconoció ante los presentes, que al interior del PRD hay malas prácticas, igual que en otros partidos, donde las decisiones las toman una cúpula o peor aún, una sola persona como el caso de Morena, lo cual debe erradicarse.

Si bien simpatiza con algunos líderes nacionales del PRD y con otros actores políticos opositores al Gobierno Federal, la defensa de la institucionalidad democrática y de los derechos de las y los mexicanos, radica en el trabajo que se hace en territorio, conociendo las necesidades más apremiantes de la población, persona por persona y construyendo de la mano de la gente, tomando en cuenta sus aportaciones y decidiendo con ellos.

“Se trata de renovar no solo el PRD, sino todo el sistema político y de partidos, de nada servirá el cambio de piel que se propone, si no se erradican las malas prácticas y se retoma la aspiración de servicio a la población”, advirtió.

Tony Martínez, también vicecoordinador del Grupo Parlamentario del PRD en el Congreso Local, afirmó que cumplir los principios democráticos progresistas, liberales y socialdemócratas, así como las causas de libertad, equidad social, igualdad sustantiva, sustentabilidad, desarrollo sostenible, legalidad y la defensa de los derechos humanos; es un compromiso adquirido primero con el pueblo mexicano, antes que con un proyecto mutado y mutante.

“Por supuesto que el actual Gobierno Federal tiene errores, es preocupante que Andrés Manuel López Obrador asuma decisiones y con ellas se afecte al pueblo de México, como lo ha sido con la cancelación del aeropuerto, el cierre del programa de Estancias Infantiles, la eliminación de la prueba de tamiz neonatal y tratamientos para diversos tipos de cáncer, la suspensión del Seguro Popular y la nula inversión en obras para municipios, temas en los que el PRD no baja la guardia y ha alzado la voz para exigirle a la autoridad federal y no necesitamos de Futuro 21 para seguir luchando por el progreso de nuestro país”, remató Tony Martínez.

En lugar de engrosar un proyecto con políticos impresentables, apostó por un verdadero relevo generacional al interior del PRD, una nueva generación que luche contra la corrupción, inseguridad, impunidad y la falta de transparencia, jóvenes con otra visión y formación que no fomenten programas asistencialistas y electoreros, concluyó el líder perredista.

CA