Foto de archivo

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- A pesar de que es un cultivo incipiente en el país, Michoacán ya es líder nacional en producción de la moringa, llamado también el árbol de la vida, toda vez que se afirma cura hasta 300 enfermedades.

Francisco Huergo Maurin, secretario de Desarrollo Rural y Agroalimentario (Sedrua), reveló que en la entidad se tienen registradas más de 30 hectáreas con este cultivo, pero pueden ser muchas más, toda que desde hace algunos años se promueve en los municipios de Huacana, Apatzingán, Buenavista, Tepalcatepec, Arteaga, Tumbiscatío, Tuzantla, Huetamo, Tepalcatepec y tzitzio, sólo por citar algunos.

Huergo Maurin detalló que la Moringa es una planta originaria de la India, Etiopía, Filipinas y Sudán; sin embargo, abunda en muchos países tropicales y subtropicales.

Presenta un alto contenido de proteínas, vitaminas, minerales y antioxidantes que le confieren cualidades sobresalientes en la nutrición y salud.

Huergo Maurin dio a conocer que el municipio pionero en la producción de la moringa es Apatzingán y Múgica con 12 hectáreas siguiendo Tuzantla, Huetamo, Tepalcatepec y Tzitzio a pesar de la falta de agua en sus tierras.

Se pretende impulsar este cultivo para que los productores se interesen en nuevos productos que ayudan no sólo a la venta y exportación, sino también a producir sus propios alimentos.

La moringa es un auxiliar terapéutico en el tratamiento de la diabetes, colesterol, presión alta y disminución de triglicéridos, entre otros, que ayudan a tener una mejor calidad de vida, resaltó Huergo Maurin.

Señaló que en Cuba, Fidel Castro la puso de moda y aseguró que es el secreto para luchar contra la desnutrición y de su propia curación. El expresidente cubano, lo llamó «árbol milagroso».

Incluso llegó a anunciar en la prensa nacional que el país iba a «producir masivamente» moringa, «que son además fuentes inagotables de carne, huevo y leche», en referencia a las «docenas de propiedades medicinales» de la planta.

Pero la moringa tiene, de hecho, muchas otras propiedades, entre ellas vitamina A, B y C; alta en calcio, hierro; es antiespasmótica y antiinflamatoria.

El responsable de la política agropecuaria de Michoacán señaló que destacados investigadores de varios países, incluidos los de la FAO tienen una extraordinaria opinión sobre la Moringa oleifera, también llamada «marango».

Es la especie con más valor económico y crece en los alrededores del Himalaya, pero se cultiva extensamente en los trópicos, explica la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés).

«A medida que se sabe más sobre sus múltiples usos, mayor es la importancia que ha tenido en el desarrollo de muchas áreas pobres de países en vías de desarrollo», explica John Sutherland, de la Universidad de Leicester, Reino Unido.

En algunos lugares se conoce como «palo de tambor» por la forma de sus vainas.

También se conoce como el «rábano picante», debido al sabor de sus raíces, y en algunos sitios del Este de África se la llama «el mejor amigo de mamá».

En América Latina puede encontrarse, principalmente, en Cuba y República Dominicana. También en Paraguay y Argentina.

Según el Centro Internacional para la Investigación Agroforestal (ICRAF, por sus siglas en inglés), la moringa es un árbol de hoja caduca que puede medir hasta 8 metros de alto.

Se abre, por lo general, en forma de paraguas y produce flores durante el año de dulce olor. Su fruto es largo y distintivo. Casi todas las partes de la planta pueden utilizarse en medicina.

«El interés en sus propiedades medicinales ha crecido, pues se han desarrollado gran número de estudios científicos», explica Sutherland.

También contienen altas dosis de cistina y metonina, un tipo de aminoácidos que a menudo escasean. Las vainas jóvenes son comestibles y su sabor recuerda a los espárragos.

Los guisantes verdes y el material que rodea la piel también pueden cocinarse y las flores pueden consumirse o usarse para hacer té, y también como remedio para el resfriado.

De acuerdo con la FAO, los productos derivados de la moringa tienen propiedades antibióticas, contra el trypanosoma y la hipotensión o tensión baja.

También cura los espasmos, las úlceras y las inflamaciones, y tienen propiedades hipocolesterolémicas e hipoglucémicas.

Las semillas y cortezas se utilizan para tratar problemas circulatorios. «Es una especie asombrosa y tiene propiedades multifuncionales», declaró Fernando Arancibia, de la Fundación Chilena para la Innovación Agraria (FIA).

El saber popular dice que cura y previene hasta 300 enfermedades, incluidas la diabetes, los dolores de cabeza o el acné, aunque no hay estudios científicos que demuestren esta teoría.

Tal vez por eso muchos se refieren a ella como «el árbol de la vida».