Silvano Aureoles Conejo, Michoacán
Contrario a lo que se dice, las cuentas del estado son claras y estables (Foto:

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- Pese a que la administración estatal recibió el gobierno con un adeudo mayor a 30 mil millones de pesos por déficit institucional y pasivo contingente, actualmente Michoacán se encuentra en semáforo verde de la medición de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) y de organismos internacionales.

Así lo informó el gobernador Silvano Aureoles Conejo en su mensaje a la población con motivo del quinto informe del estado que guarda el Poder Ejecutivo en Michoacán, donde comentó que para ordenar las finanzas “tuvimos que hacer ajustes y apretar el cinturón” con un plan de austeridad.

El camino no ha sido nada fácil, pero juntos estamos sacando a Michoacán adelante porque #EscucharnosHaceLaFuerza. Este es mi 5.º informe de gobierno. 👇🏻

🔴 El camino no ha sido nada fácil, pero juntos estamos sacando a Michoacán adelante porque #EscucharnosHaceLaFuerza. Este es mi 5.º informe de gobierno. 👇🏻

Posted by Silvano Aureoles Conejo on Wednesday, September 30, 2020

El mandatario agregó que se buscaron medios para pagar las deudas y no descuidar proyectos para el desarrollo regional y la dignificación de espacios públicos, de manera que se lograron concretar 5 mil obras de infraestructura para los rubros de salud, educación, comunicaciones y transporte, así como de servicios básicos.

“Ordenar a Michoacán no ha sido sencillo, lo que se ha hecho fue bajo la sombra de un estado en quiebra y asfixiado”, comentó.

Silvano Aureoles mencionó que con lo realizado en los cinco años de su administración se permitió enfrentar la doble crisis ocasionada por la epidemia del coronavirus y se solicitó a la Federación entregar recursos que le corresponden a los michoacanos.

“Contrario a lo que se dice, las cuentas del estado son claras y estables, hay garantía de que cada peso gastado se ha utilizado en beneficio de la gente”.

Sin embargo aclaró que Michoacán no ha superado retos, pero “entregaré la administración más sólida y un estado más fuerte” en los rubros que estableció reforzar al inicio de su gestión: finanzas públicas, seguridad y sistema educativo.

“La única medida de evaluación son los resultados, lo demás es demagogia. Esas promesas de aportar por lo inmediato quedaron atrás, se propuso construir un Michoacán justo, digno de su historia y su gente, esa fue mi apuesta”, apuntó.

Por: Aned Ayala/R