(Foto: Archivo)

Por: Cristian Ruiz/@crisruizr1

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- El economista y coordinador de proyectos estratégicos del Colegio de Economistas del Estado de Michoacán (CEEM), Heliodoro Gil Corona, dio a conocer que según informes del Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) de Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), Michoacán cerró el 2017 con una tasa de inflación del 7.1 por ciento, cifra superior a la media nacional que fue de 6.77 por ciento.

En entrevista, el especialista dijo que el Inegi toma como muestra las ciudades de Morelia y Jacona para conocer el comportamiento de los precios de productos de la canasta básica, combustibles y servicios, donde encontraron que Jacona se ubica como la cuarta ciudad más cara del país y Morelia tuvo bastantes incrementos, como por ejemplo que el kilo huevo blanco arrancó el 2017 en 15.50 y lo cerró en 28.50.

Agregó que con los niveles de precios de productos básicos en 2017, los presupuestos familiares, públicos y empresariales se vieron severamente afectados en su poder adquisitivo y por consecuencia la presente“cuesta de enero” representa un doble golpe, al haber arrancado el año con nuevos incrementos al gas y posibles aumentos al kilo de tortillas, leche, azúcar y huevo.

A nivel nacional, la tasa de inflación que de alrededor de 6.8 por ciento, por lo que Michoacán se ubicó por encima de la media nacional y para el 2018 el CEEM calcula que descenderá al 4 por ciento y el estado tendría 4.2.

“Es un año complejo para Michoacán, evidentemente la alta inflación seguirá haciendo estragos durante el primer trimestre del año y se prevé un ligero periodo de estabilización, pero al tener una de las ciudades más caras del país como Jacona, refiere que el panorama no es nada alentador”, concluyó.

CA