normalistas
66 jóvenes estuvieron involucrados en actividades de violencia y vandalismo en caseta de Panindícuaro (Foto: RED 113)

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- La madrugada de este jueves 12 de los 13 normalistas de Tiripetío que seguían detenidos por lesiones y afectaciones a la caseta de peaje de Panindícuaro obtuvieron libertad domiciliaria luego de que un juez suspendió la medida cautelar a la que estuvieron sujetos los imputados.

Comunidades indígenas que siguen el procedimiento de los normalistas dieron lectura a la resolución de causa penal de número 1068-2020 en la que se explica que se concedió la suspensión condicional del proceso por un plazo de seis meses bajo condiciones establecidas en el código nacional en materia penal.

Es decir que los 12 normalistas liberados no deberán acudir a manifestaciones, ni bloquear vías de comunicación que causen afectaciones directas e indirectas a la sociedad, además de que tendrán que presentarse a firmar cada mes ante la Unidad de Medidas Cautelares.

Se informó que se negó la salida alterna del proceso a uno de los estudiantes por no cumplir lo que establece el artículo 191 del código penal y se autorizó el plan de reparación del daño para los involucrados en las actividades de la semana pasada.

Es importante recordar que la Secretaría de Seguridad Pública notificó la detención de 66 normalistas de Tiripetío por “posesión” de un autobús con reporte de robo, agresiones hacia el personal que labora en la caseta de peaje de Panindícuaro de la autopista de Occidente donde se ocasionaron destrozos al inmueble.

El pasado viernes 20 de noviembre, 64 de ellos fueron remitidos al Cereso “David Franco Rodríguez” ubicado en Mil Cumbres de Morelia en espera de una audiencia judicial. El 22 de noviembre 50 jóvenes obtuvieron su libertad domiciliaria y ya se estudiaba un acuerdo con los afectados para reparar el daño causado por los normalistas.

Resultado de esas acciones, la Secretaría de Educación en el Estado (SEE) anunció la determinación de expulsar a 15 estudiantes de la Escuela Normal de Tiripetío como medida de control e intolerancia a actos de vandalismo y violencia para exigir demandas a las autoridades.

Por: Aned Ayala/R