Silvia Estrada ESquivel
Silvia Estrada dijo que no habrán "dobleces ni concesiones" para nadie (Foto: ACG)

Por: Sayra Casillas/ @SayraCasillas2

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- Al destacar que es responsabilidad de los servidores públicos llamar a cuentas a quienes incidieron en el quebranto financiero del estado, la contralora estatal, Silvia Estrada Esquivel, remarcó que en Michoacán no tiene cabida el «borrón y cuenta nueva».

Estrada Esquivel fungió como oradora oficial en la ceremonia cívica conmemorativa por el CVII aniversario de la Revolución Mexicana, que la mañana de este lunes presidieron autoridades de los tres poderes y niveles de gobierno.

Frente al monumento erigido al general Lázaro Cárdenas, en esta ciudad capital, la titular de la Secretaría de Contraloría hizo un llamado a la legalidad, «sin dobleces ni concesiones» por más encumbrado que pueda ser el personaje que atente contra ella.

“Aún y cuando el apego a la legalidad es responsabilidad de todos mayor obligación tenemos y tienen aquellos que desempeñamos el poder público. La honorabilidad y rectitud en el ejercicio del poder es condición esencial para el correcto desempeño de la tarea pública, el olvida, el dejar pasar, el borrón y cuenta nueva no tienen cabida en el Michoacán y el México que día a día construimos los más pese al actuar de lo menos”, planteó.

Por eso, sostuvo, llamar a cuentas a quienes vulneraron el patrimonio colectivo y defraudaron la confianza pública es responsabilidad de quienes se desempeñan en la tarea gubernamental.

En presencia del secretario de Gobierno, Adrián López Solís, quien acudió con la representación del gobernador, Silvano Aureoles Conejo, refirió que la legalidad es producto de las luchas históricas del país, por lo que transgredirla significa atentar contra el esfuerzo y la vida que ofertaron miles de mexicanos.

Hizo hincapié en que no es un “elefante blanco” el Sistema Estatal Anticorrupción que está en proceso en la entidad, donde hay memoria histórica, y conmemoraciones como la de este día son propicias para recordar que “el olvido no es camino y el silencio es herida abierta”.

kpmg