Poder de Base SNTE-CNTE
el dirigente pidió fiscalizar las finanzas públicas de la SEE y sancionar irregularidades por supuestos desvíos de recursos del orden federal (Fotograma)

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- Integrantes de Poder de Base de la SNTE-CNTE exigieron una auditoría exhaustiva al presupuesto del sector educativo ante la falta de regularización de prestaciones para 30 mil 32 docentes con clave estatal, esto debido a que la federación ya dispersó 20 mil 429 millones de pesos en participaciones para Michoacán.

Luego de señalar que el gobernador pretende desvirtuar su movimiento al decir que el bloqueo de las vías del tren obedece a un conflicto interno entre liderazgos de la Sección XVIII de la CNTE, representantes de la agrupación magisterial denunciaron irregularidades a las finanzas de la Secretaría de Educación Estatal (SEE) desde que asumió la administración Silvano Aureoles Conejo.

Pavel Díaz Álvarez, secretario técnico de gestión sindical, explicó que a partir del 2016 se dejaron de pagar prestaciones por reajuste al calendario y prima vacacional, además de que se comenzó a aplicar el ISR sin compensaciones como se realiza para los docentes de clave federal, pero «lo más preocupante es que el gobierno dejó de aportar el impuesto a la Secretaría de Hacienda».

Precisó que los adeudos rezagados ascienden a más de 500 millones de pesos por concepto de bono estatal de productividad (2016), bono navideño para personal de apoyo (2018), bono compensable de la segunda quincena de agosto (2019), estímulo a la superación educativa, inicio de escolar, recuperación salarial, por actividad educativa, por la labor educativa (2020) y una compensación nacional por atención a grupo de telesecundaria que se debe desde el 2013 a la fecha.

Agregó que en la última quincena de octubre debió llegar el bono más grande del año que corresponde a casi 60 días de compensación provisional compactible para los trabajadores a excepción de quienes laboran en Arteaga, Coahuayana y Lázaro Cárdenas, lo cual suma alrededor de 220 millones de pesos.

«El gobierno federal dijo en días pasados que envió 20 mil 429 millones de pesos en participaciones y Silvano Aureoles tiene como estrategia presentar para el ejercicio fiscal (2021) un presupuesto deficitario o incompleto para provocar movilizaciones por el magisterio», apuntó.

El secretario general de Poder de Base, Benjamín Hernández, agregó que el convenio de la federalización de la nómina educativa de Michoacán no se cumplió en su totalidad por inconsistencias en los datos que presentó el estado sobre el sistema magisterial y los que arrojó el censo aplicado por el gobierno central.

Ante ese panorama y la exigencia de aplicar una auditoría, aseguró que permanecerán en las vías del tren hasta que se defina otra ruta en el pleno estatal de representantes regionales a realizarse el próximo lunes.

En tanto consideró que de implementar operativo para liberar las vías del tren, «no resolverá el problema porque genera mayor encono entre las partes, no nos negamos al diálogo y tiene que existir apertura de los gobiernos para resolver esta situación».

Por: Aned Ayala/rmr