centro, rehabilitacion
Es incalculable la cantidad de organizaciones que operan sin certificación en Michoacán (Foto: https://www.itagui.gov.co/)

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- Pese a que por ley es obligatorio que se registren todas las instituciones que ofrecen servicios de asistencia o beneficencia privada, en Michoacán sólo 346 están certificadas por la Junta de Asistencia Administrativa del estado (JAP) cuando tan sólo del área de rehabilitación para alcohólicos y farmacodependientes existen más de 400 agrupaciones.

La secretaria general de la JAP, Rocío Velasco Oceguera, informó que debido a desconocimiento o falta de interés, el registro de personas morales que brindan asistencia social es bajo en la entidad cuando el propósito es promover, apoyar e impulsar a las organizaciones de la sociedad civil para que accedan a recursos, simplifiquen trámites y reciban capacitaciones entre otros.

Destacó que el órgano administrativo descentralizado del gobierno del estado acompaña a las instituciones para evitar que se comentan irregularidades de tipo legal, contable o del servicio asistencial.

“La diferencia con las asociaciones civiles es que éstas se constituyen ante un notario público y en la JAP sólo se registran en alguno de los seis grupos clasificados por tipo de asistencia: a la niñez y a la juventud, a los adultos mayores, a la atención médica y personas con discapacidad, a la rehabilitación de alcohólicos y farmacodependientes, a la educación y capacitación para el trabajo, y al rezago comunitario”.

Detalló que es incalculable la cantidad de organizaciones que operan sin certificación en Michoacán, lo que además representa un riesgo para las personas que reciben los servicios; ejemplificó que del grupo de rehabilitación de alcohólicos y farmacodependientes sólo 73 de más de 400 instituciones que operan en el estado son miembros de la JAP.

“La ley establece en su artículo 130 que toda persona moral que opera sin autorización de la Junta se les notifica que deben registrarse en un término de 6 meses y se procede a dar aviso a autoridades competentes”.

Cuando se detectan irregularidades como abandono de la obra, malversación del recurso, incumplimiento a obligaciones ante la Junta o no prestar los servicios para los cuales fueron creados, “se procede con su extinción y en este año se cerraron cuatro instituciones por esos motivos”.

Explicó que entre los beneficios que logrados para las más de 300 instituciones registradas ante la JAP, está la vinculación con el sector empresarial con el que accedieron a 20 millones de pesos este año a pesar de las condiciones económicas ocasionadas por la pandemia del coronavirus.

A lo que invitó a todas las personas morales que brindan asistencia social a regularizarse y tener facilidades como otorgamiento de beneficios fiscales, actualización de profesionalización de los servicios, divulgación de obras entre otros. Los interesados podrán consultar información a través de la página jap.michoacan.com.mx o a los teléfonos 44 33 13 73 88 y 44 33 17 52 56 o acudir directamente a las oficinas ubicadas en Prolongación Abasolo de la colonia Ventura Puente de Morelia.

Por: Aned Ayala/E