semaccdet michoacan 
Estos desechos no están considerados como peligrosos y son de competencia estatal (Foto Cortesía)

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- Los residuos de manejo especial son aquellos que no están considerados como peligrosos de conformidad con las disposiciones federales aplicables y son de competencia estatal.

La Secretaría de Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Territorial (Semaccdet), cuenta con un Plan de Manejo, por medio del cual se busca minimizar su generación y maximizar el aprovechamiento de los residuos en los que se aplica, por lo que al lograr su implementación se incrementa la cantidad de residuos aprovechados y, como consecuencia, se disminuye la carga sobre los recursos naturales y sobre la vida útil de los sitios de disposición final.

Por medio de un padrón que funciona como un registro generador y gestor de residuos de manejo especial de competencia estatal, se enlista a las empresas que dentro de sus actividades generan residuos de manejo especial y que realicen transporte, recolección almacenamiento o tratamiento de este tipo de residuos.

Entre los residuos de manejo especial sujetos al Plan de Manejo de la Semaccdet, se encuentran los de servicios de salud, generados en centros médicos como papel, cartón, ropa clínica, ropa de cama, colchones, plásticos, madera y vidrio.

También se encuentran en la lista, los agroplásticos generados en actividades agrícolas, silvícolas y forestales; los residuos orgánicos de actividades agrícolas, avícolas, ganaderas y pesqueras. Residuos de tiendas departamentales o centros comerciales, como tiendas de autoservicio, centrales de abasto, mercados públicos, que sean mayores a 10 toneladas al año como envases metálicos, envases y embalajes de papel y cartón, vidrio, PET, unicel, tarimas de madera, residuos orgánicos, entre otros.

La lista es amplia, incluye también productos que al transcurrir su vida útil se desechan, como residuos tecnológicos de industrias de la informática y fabricantes de productos electrónicos, como computadoras, accesorios, teléfonos celulares, monitores con tubos de rayos catódicos, entre ellos, televisores. Así como pantallas de cristal líquido y plasma, reproductores de audio y video, cables para equipos electrónicos, impresoras, fotocopiadoras y multifuncionales.

Boletín/PO