michoacanos, Portillo
Se reunió con migrantes retornados y sus familias (Foto: Cortesía)

Morelia, Michoacán (Boletín).- A los cientos de miles de michoacanos y michoacanas que tomaron la decisión de emigrar por una mejor condición de vida, solo se les puede reconocer su valentía, determinación y coraje para dejar todo y apostar a un futuro distinto aunque incierto, refirió la diputada Cristina Portillo Ayala durante la apertura del Primer Encuentro de Activistas Migrantes y sus Familias realizado en el Congreso del Estado, donde sostuvo que la vida en Michoacán y en México, no es algo de lo que nos podamos sentir profundamente orgullosos, “aunque quisiéramos”.

Y es que si bien somos una entidad rica culturalmente y con posibilidades productivas, en realidad no hemos sabido administrar ni gobernar adecuadamente y por eso se presenta la migración. Las y los migrantes mexicanos, “son un ejemplo de acción para muchos de nosotros que nos quedamos en nuestra tierra, solamente para ver cómo, la vida nos hace más miserables, más solitarios, menos comprometidos y más tristes”, indicó.

Ante decenas de migrantes en activo y en retorno y sus familias reunidos en el Salón de Recepciones del Palacio Legislativo, la presidenta de la Comisión de Migración del Congreso del Estado de Michoacán, aseguró que en este entorno difícil, aún existe esperanza para los michoacanos y con ello evitar la ruptura de las familias cuando alguien decide emigrar.

Explicó que el presidente Andrés Manuel López Obrador propuso una agenda concreta para abordar el tema migratorio. En los 50 Lineamientos Básicos del Proyecto Alternativo de Nación 2018-2024, el presidente de México sostiene la determinación del nuevo gobierno federal para mantener una postura mesurada en política exterior, sin asumir posiciones protagónicas.

Esa política exterior “se sustentará en la aplicación de una buena política interior, en la seriedad, en la cautela diplomática, en el apego a los principios de autodeterminación de los pueblos, la no intervención, la solución pacífica de las controversias, la proscripción de la amenaza o el uso de la fuerza en las relaciones internacionales, la igualdad jurídica de los estados, la cooperación internacional para el desarrollo, la lucha por la paz, la defensa de los derechos humanos y la conservación del medio ambiente”.

Cristina Portillo dijo que no solo es responder a nuestros compromisos con Estados Unidos sino el fenómeno migratorio en la frontera sur, donde será prioritaria la atención para evitar el mal trato a los migrantes centroamericanos y garantizar el respeto de sus derechos humanos. De hecho, compartió que ya se firmó el Plan de Desarrollo Integral para Centroamérica, en el que intervienen otros países de la región para invertir 30 mil millones de dólares en países centroamericanos y en México para detener la migración hacia Estados Unidos.

Portillo Ayala aceptó que la migración en México y en Michoacán es por necesidad y no por gusto. Por ello, urgió a detener la obesidad del aparato burocrático estatal y reducir el gasto en publicidad y promoción de las personas, por ejemplo, para destinar más recursos a proyectos productivos.

Por ello, tendrán que hacerse ajustes al presupuesto de egresos para invertir más en infraestructura y en proyectos que generen empleo y riqueza, que arraiguen a las jóvenes y hombres de Michoacán, en lugar de sostener los sueldos insultantes de la alta burocracia estatal. Esa será la gran tarea en las próximas dos semanas.

Cristina Portillo explicó que con el apoyo de los diputados Érick Juárez y Javier Estrada, desde la Comisión de Migración del Congreso del Estado de Michoacán y con los propios migrantes, se va a trabajar para que Michoacán se reconozca como un estado intrínsecamente bicultural-binacional, lo que significará cambiar la percepción social y cultural que se tiene de las y los migrantes y permitirá generar y operar políticas públicas que garanticen todos sus derechos en México y en el extranjero.

De hecho, una tarea esencial en los próximos dos años y medio en esta comisión es reconocer el tema migrante como eje transversal en la Constitución Política del Estado de Michoacán de Ocampo y en el marco jurídico estatal, lo que nos llevará a revisar y modificar diferentes leyes y reglamentos de Michoacán, además de nuestra ley máxima, dijo la legisladora moreliana.

En su oportunidad, el diputado del PRD Erick Juárez Blanquet, integrante de la Comisión de Migración, refirió que en un estado como el nuestro, la migración debe ser tema primordial en la agenda política de nuestros gobernantes.

Las remesas, dijo, representan 10% del presupuesto de egresos de la federación. A pesar de ello, en el nuevo presupuesto no está contemplado el Fondo de Apoyo al Migrante, en tanto que en Programa 3×1 se presenta una reducción de 90% de los recursos.

El líder migrante Pedro Fernández Carapia, recomendó integrar todas las peticiones de los clubes migrantes locales y en Estados Unidos para crear una única agenda nacional y así atender las necesidades sectoriales.

Mario Cabrera Peñaloza, migrante retornado, preguntó, sin respuestas: ¿por qué nos vamos los migrantes?, ¿cómo nos ayudan los servicios consulares cuando nos deportan?, ¿quién nos ayuda cuando volvemos?

José Luis Gutiérrez, secretario del Migrante de Michoacán, evocó el Día internacional del Migrante, por su simbolismo para reconocer las aportaciones de los migrantes a sus comunidades de origen y a las comunidades a las que llegan. Consideró que Michoacán debe mantenerse como una entidad con liderazgo en el tema migratorio a partir de políticas públicas congruentes con la realidad actual.

AC