montse estudiante
Se recibió con "honores" (Foto: Especial/RED 113)

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- Con tan solo 22 años de edad Montserrat García Arreguín ya es una de las mujeres más sobresalientes del mundo de la investigación científica al graduarse con honores de la Universidad de Texas Estados Unidos, con la más alta distinción como Licenciada en Ciencias en Bioquímica Celular y Molecular.

Su carácter aguerrido y su sed de saber e investigar la han llevado a ser una de las pocas estudiantes de entre 2 mil 500 que se graduaron el pasado 15 de diciembre del presente año en recibir el máximo reconocimiento que otorga el sistema académico estadounidense en educación superior, por lo cual su historia de vida que no ha sido nada fácil es un claro ejemplo de superación, misma que tuvo lectura en la ceremonia de graduación.

Durante la entrevista telefónica que Montserrat concedió a este medio de comunicación, ella relató los obstáculos que tuvo que sortear, desde comentarios machistas y penurias económicas, para poder lograr su sueño de estudiar y convertirse en científica.

Emocionada y orgullosa por lograr graduarse, Montserrat recordó como ha tenido que emigrar desde su natal Tepalcatepec primero a Morelia, capital de Michoacán y después hasta Estados Unidos.

«Estoy agradecida porque mi familia de agricultores me enseñó lo que es ser trabajador y a echarle ganas», citó al reconocer el apoyo incondicional que siempre ha tenido de su madre Carolina Arreguín Madriz, de sus abuelos Etelvina Madriz Vargas y David Arreguín Ortiz, y de su tío Aurelio Arreguín Madriz, «mi mamá, mis tíos, y mis abuelitos han estado conmigo en cada transición difícil a pesar de que he estado separada de mis abuelitos por largos periodos de tiempo en mi vida», mencionó con nostalgia.

Cuando apenas cursaba la primaria, Montse, como le llaman de cariño sus familiares, llegó a Morelia, la cual concluyó en el Colegio La Salle Cayroche, después ingresó en la secundaria Federal no. 9, inició la preparatoria en la «Rector Hidalgo», donde participó en la Olimpiada Estatal de Biología y ganó medalla de bronce, se estaba preparando para la competencia nacional siendo su mentor el profesor Homero Galarza Horrostieta, pero cuando le faltaba menos de un año para concluir tuvo que emigrar nuevamente ahora hasta EU, donde inició una nueva historia.

Nuevos retos

Montse llegó a El Paso, Texas en el 2014, donde cursó el último año de bachillerato y su principal temor era el no poder seguir estudiando, ya que en Estados Unidos, cada semestre en la universidad cuesta entre 3 mil y 5 mil dólares, sin contar libros y otros gastos, mencionó.

Sin embargo su carácter aguerrido la llevó a buscar una beca, logrando conseguir una de las más disputadas entre los estudiantes estadounidenses la Building Scholars, fundada por el Instituto Nacional de Salud en aquel país.

Dicha beca le permitió a la joven cursar los 4 años y medio de licenciatura, así como participar en proyectos de investigación uno de ellos fue sobre el cáncer de mama, otro en el 2017 sobre la adicción a la nicotina lo que la llevó a escribir un artículo científico sobre este tema.

Fue así como su preparación académica fue muy activa ya que participó en diversos proyectos en conjunto con otras universidades como la de Nuevo México, en Albuquerque donde aprendió como detectar las toxinas del estafilococo, también ahondó en el tema de las diferencias genéticas y como reaccionan a las infecciones bacterianas los neutrófilos.

A partir de entonces Montserrat ya no paró y en el 2018, viajó a Houston al Baylor Collage of Medicine para participar en el proyecto de investigación de las vacunas para tratar el cáncer de próstata; «mi proyecto era sobre cómo optimizar las células para mejorar las vacunas. El siguiente año viajé a Nueva York, la sede fue Rochester, donde fui a estudiar las mutaciones de la secuencia de los genes que son importantes para la transición que ocurre en la pubertad».

Otras actividades académicas en las que ha participado son conferencias, una de ellas la ofreció en Seattle ante la Sociedad Americana de Inmunología, en el 2016, otra en Long Beach, la cual la presentó ante la Sociedad para el Avance de Chicanos y Nativos Americanos en las Ciencias, SACNAS.

«Hoy me siento bien, porque he podido demostrar que a pesar de todo lo vivido en el pasado he demostrado que puedo estar al nivel de los más grandes, con una familia que me apoya».

Recalcó que en su familia no hay científicos por que siempre ha tenido que buscar mentores que la apoyen, » A los jóvenes les diría que hay que prepararse para ser independientes, motivarse, y aunque nadie a nuestro alrededor sepa qué es lo que vamos a hacer o cómo llegar, siempre hay que buscar a las personas que nos guíen a ello».

«Eso ha sido siempre algo muy importante, siempre he podido reconocer qué es lo que no sé, entonces trato de hablar, de buscar e investigar y por ello, he llegado a donde estoy, porque busco las oportunidades».

En este mismo tenor la joven científica le envió un mensaje a todos los jóvenes michoacanos, «busquen las oportunidades, en Michoacán las hay, yo logré cosas muy buenas y sé que a veces se siente que nadie más te entiende pero hay que buscar ayuda, siempre habrá puertas que abrir».

Entre la plática viene a la mente de Montse, el recuerdo del comentario machista que le hizo su maestro de Química en la secundaria, quien le dijo que «la ciencia no es para las mujeres bonitas, tu deberías ser reportera de televisión».

«En aquel entonces no me impactó, pensé que raro, me sorprendió», fue hasta llegar a la universidad que ella comprendió el alcance de las palabras de su profesor; «hasta entonces me dí cuenta de lo que me dijo» pero ella le demostró que estaba muy equivocado.

«La Montse de hace cinco años, cuando empecé todo, estaría orgullosa de mí, porque tenía miedo de quedarme estancada, de no poder pagar la universidad, siempre he tenido miedo de no estar al nivel de los demás», agregó.

Sin embargo, ella sabe que es un ejemplo para sus tres hermanos Ismael Rogelio y Laura Elena García Arreguín y Sebastián Miranda Arreguín el más pequeño.

Metas para el 2020

Montserrat adelantó que tiene planeado cursar para el próximo año un doctorado en ciencias, también le encantaría regresar a Michoacán a impartir alguna conferencia pero se tomará las cosas con calma, por lo pronto disfrutará las fiestas Navideñas en compañía de su familia en su natal Tepalcatepec.

Por: Agencia RED 113/rmr