ambulantaje comercio informal
Aproximadamente 25 oferentes son de comunidades u otros estados (Foto: Captura de pantlla/Google Maps)

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- Al menos 300 decomisos ha realizado en lo que va del año el Ayuntamiento de Morelia por la instalación de puestos fijos o semifijos de ambulantes en el Centro Histórico de esta capital, aseguró el encargado del área técnica y operativa de la Dirección de Mercados, José Guadalupe Pérez Gutiérrez.

En entrevista para MiMorelia.com, el encargado explicó que de acuerdo a estadísticas de los responsables de la zona centro de la dependencia municipal, sólo en enero y febrero se realizaron 130 decomisos por infringir el bando municipal.

Mientras que en marzo, abril y mayo los inspectores no realizaron trabajos operativos en la zona, ya que el Centro Histórico prácticamente se encontraba «desolado» ante la contingencia sanitaria debido al Covid-19, refirió el funcionario municipal.

Sin embargo, en junio, mes en que inició la llamada «reapertura económica», retornó el ambulantaje en el primer cuadro capitalino, lo que dejó un saldo de 170 decomisos de la fecha hasta ahora.

En este sentido, Pérez Gutiérrez indicó que detectaron cerca de 100 comerciantes que venden en el Centro Histórico, de los cuales 75 comerciantes son reincidentes, mismos que ya conocen la prohibición, sin embargo se instalan con la intención de vender.

Mientras que aproximadamente 25 oferentes son de comunidades u otros estados, pero llegan con desconocimiento del bando.

Precisó que dentro de los 75 reincidentes tienen detectados a siete personas que forman parte de una familia que se dedica a la venta de elotes y frituras, misma que protagonizó un altercado con inspectores hace apenas dos semanas, mismo que dejó heridos al menos dos trabajadores del ayuntamiento.

“Ellos buscan desafiar los acuerdos de la autoridad, venden en Capuchinas o en el Independencia y a las 06:00 pm buscan meterse a la cerrada de San Agustín y Plaza de Armas, en las calles Benito Juárez, calle Zaragoza, en plena rebeldía, son personas que conocen el bando y cuando llega el inspector se sienten agraviados”, señaló.
Pérez Gutiérrez mencionó que los inspectores realizan dos apercibimientos a las personas que instalan en la zona céntrica de la ciudad, sin embargo, en la tercera reincidencia se procede a decomiso con presencia de la policía municipal a fin de evitar altercados entre la autoridad y los comerciantes.

Apuntó que Morelia cuenta con 35 inspectores para revisar la ya referida zona, mismos que son capacitados en materia de Derechos Humanos; así mismo dijo que cuando se eleva el comercio informal existen 25 inspectores más que coadyuvan en los trabajos.

“En ocasiones cuando la gente observa los decomisos y los sube alguna red social, parece una agresión, pero hay un trabajo previo con estas personas”, aseguró.

Es de señalar que en el Artículo 34 de «Reglamento para la Central de Abastos, Mercados Públicos, Plazas Comerciales y Comercios en la Vía Pública» en la fracción 17 establece que queda estrictamente prohibido lo siguiente:

“La instalación de puestos fijos o semifijos en la vía pública y el ambulantaje en las calles que delimitan al Centro Histórico de la ciudad de Morelia«.

Por: Marco Santoyo/rmr