La red sísmica cuenta con diez acelerómetros (Foto: obrasweb.mx)

Por: Guadalupe Martínez/@Guadalupemtzo

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- Después de la Ciudad de México, la capital michoacana es la segunda ciudad mejor equipada en materia sísmica tras contar con diez acelerómetros que conforman la Red Sísmica de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (UMSNH) y que miden el movimiento de la suelos, así lo indicó el encargado del proyecto, José Manuel Jara Guerrero.

En la inauguración de la Red Sísmica Nicolaita, el investigador nicolaita, señaló que luego de varios esfuerzos y solicitudes de apoyos a nivel nacional, al fin lograron recursos extraordinarios del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) que permitieron el establecimiento de dicha Red en al menos cinco puntos de Morelia.

Explicó que estos diez acelerómetros que forman toda una Red, permitirán que se incremente el conocimiento de la investigación, se contribuya a emitir alertas tempranas y a evaluar el peligro sísmico.

También, dijo que estos aparatos les permitirá desarrollar escenarios sísmicos, establecer rutas de evacuación en la ciudad, establecer rutas claras de evacuación que podrá contar Protección Civil Estatal.

Añadió, que a partir de la instalación de la Red Sísmica existe la posibilidad de establecer un sistema de alerta temprana en Ciudad Universitaria, que permitirá a las autoridades educativas desalojar en un tiempo muy reducido a todos los alumnos y trabajadores nicolaitas de los edificios.

«Registrar el movimiento, es el inicio de lograr un mejor futuro para los morelianos, pues se está manera se podrá actuar de una mejor manera cuando se presente un sismo. Pero también, a generar nuevos conocimientos y aniquilar los riesgo» subrayó.

En el evento protocolario, el gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles Conejo que todos los instrumentos a favor de la prevención, siempre son bienvenidos y en las cuales se tendrá que trabajar sin escatimar esfuerzos, ya que la cultura de la protección civil es escasa entre la población.

Consideró que todos los actores y el gobierno debe fortalecer la cultura de la protección civil, misma que no es perder el tiempo ni tampoco «ocurrencia» sino salvar la vida.

RMR