"Enfocaremos esfuerzos en la conservación de áreas naturales protegidas, en la reforestación y en la prevención de incendios", director de Medio Ambiente de Morelia (Foto: Cortesía)

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- El nuevo director de Medio Ambiente de Morelia, Esteban González Luna, expuso entre los próximos desafíos a enfrentar está la administración que se hará a partir de que la Comisión Nacional del Agua (Conagua) les dé en guardia y custodia los manantiales de La Mintzita. «Se tendrán ordenamientos muy claros y se trabajará con los piperos (para el aprovechamiento legal del agua) en un pacto social».

El objetivo, dijo, es «no decirles no, sino apoyarlos a solucionar sus problemas, es decir, que tengan cómo vivir porque de ahí se mantienen».

En tanto que evitarán la instalación de asentamientos humanos, «ya se han parado dos veces obras que querían hacer en el área natural protegida, […] además de que se mantendrá comunicación con los ejidatarios».

Por otra parte, se trabajará en la conservación del Cerro del Águila para evitar problemas de suelo.

Añadió que se concentrarán en el ordenamiento urbano y que en el tema habitacional se cuente con permisos adecuados y en el tema de los derribos de árboles sin autorizaciones correspondientes.

Desde este lunes se trabajará en el programa de reforestación «Morelia te quiero verde» y en la prevención de incendios forestales.

Por su parte, el nuevo director de Residuos Sólidos, Alfonso Suárez López, afirmó que uno de los temas en los que trabajará será en revertir la concesión de la empresa concesionaria del relleno sanitario «porque durante muchos años estuvo defraudando al municipio».

Recordó que se cobraba por la recepción de mil 400 toneladas, cuando en realidad ingresan alrededor de 700 toneladas, «fue un robo al patrimonio municipal hay una demanda y estamos siguiendo los tiempos de la misma».

Al cuestionarle sobre la relación con empresas recolectoras dijo que «lo haremos buscando siempre la armonía, pero haciendo valer la autoridad municipal».

Sobre la petición de las empresas de recibir apoyos, dijo que «las concesiones fueron gratuitas, no se les cobró por ellas, por lo que las condiciones de los trabajadores en materia de seguridad e higiene son su responsabilidad».

Además de que no se va a utilizar dinero público para subsidiar empresas que «de por sí ya tienen condiciones demasiado ventajosas» y ejemplificó que en un solo fraccionamiento a una empresa se le pagan 21 mil pesos mensuales para que le reciba la basura, además de que los residuos que salen de los hogares son valorizables, «antes de llegar al relleno pasan a sus empresas recicladoras, en donde descargan vidrio, cobre, cartón y pet, es un negocio interesante».

Por: Fátima Miranda/rmr