Pidió a los jóvenes seguir sus sueños (Foto: Cortesía)

Por: Ariana Castellanos

Ciudad de México (MiMorelia.com).- Uno de los políticos más enérgicos estuvo presente en el evento México Siglo XXI (#MSXXI), se trata del expresidente de Francia, Nicolas Sarkozy, quien también fue uno de los más ovacionados del día.

Al inicio de su participación indicó que para él es un honor hablar con jóvenes mexicanos, y les indicó que «la única cosa que siempre me ha interesados más, no es lo que hice, sino todavía lo que tengo que hacer», con lo que se ganó las palmas de los 10 mil asistentes en el Auditorio Nacional.

Indicó que siempre mantuvo un perfil bajo, era poco conocido, no tenía contactos, sin embargo, ante eso se puso a trabajar para lograr sus objetivos, y de manera contundente pidió a los estudiantes ahí presentes que pongan sus sueños en alto, y añade «yo lo hice», lo importante «es quererlo, desearlo de la mañana a la noche, suceda lo que suceda». Aunque advirtió que siempre va haber personas que quieran frenarlos.

«No tengan miedo de no lograr las cosas, el éxito no enseña nada, si quieren eso deben estar seguros que deben fracasar, porque de ahí surge el éxito, el mundo de hoy no es para los que quieren fracasar», sentenció el francés.

Ante el cuestionamiento sobre su reacción al perder una candidatura para reelección, dijo «cuando perdí lo acepté, ahora hay que reinventar mi vida, porque la vida es un misterio, pasa tan rápido, que cada día debes reinventarte».

«Me gusta la vida y me apasiono por todo lo que es posible hacer, me voy a reinventar, cada uno de ustedes van a conocer pruebas, una vida sin pruebas ni fracasos, no existe, pero la felicidad está en los fracasos que alcanza uno a pasar, eso es posible, yo lo hice», dijo el político.

Cuando el periodista, Luis Cárdenas, encargado de moderar la charla le indicó que es un conservador, Sarkozy negó serlo sin embargo aceptó que cree en el trabajo de mérito y recompensa «me gusta el trabajo, cuando trabajamos más que otros, debemos ganar más».

También habló sobre el Tratado de Libre Comercio de América del Norte, donde dijo que entre México, Canadá, Estados Unidos falta integridad. Expusó que hay presiones para que el vecino país del norte deje el (TLCAN), y desde la persepectiva como estadista, Sarkosy dijo que el manejo de relaciones de México con Estados Unidos ha sido buena, ya que con la postura de diálogo puede lograr muchas cosas.

Además dijo que esta es una oportunidad para México de abrir nuevos mercados, aunque declaró que sería una «locura» anular el TLC pero propuso que Francia podría ser un buen socio.

Como consejo a los jóvenes les pidió que sean lo que quieran «peor ámenlo, nunca se aburran de la vida, nunca lo hagan», así recordó las pruebas que la vida le pone, por ejemplo cuando en 1993 rescato a 21 niños de un secuestrador, ya que como portavoz del gobierno, dialogó con el hombre, quien lo tranquilizó y las fuerzas del orden aprovecharon para poner a salvo a los menores.

Hablo sobre la migración en Francia, situación que consideró extremadamente difícil, «esas personas podrían ser nuestros hijos, padres, hermanos; es tema difícil». Añadió que en Europa reciben a muchas de las personas, pero el detalle es la integración, ya que en ese continente «no tenemos trabajo para dar, ni techo, ni oportunidades».

Finalmente dijo que lo que viene para él en el futuro es buscar la felicidad y que trabajará por ello todos los días de su vida.

Al finalizar su participación bajó por las escaleras frontales y saludo al empresario Carlos Slim.