Basi, Panda
(Foto: captura de video)

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com/Redacción).- Basi, la panda gigante más vieja del mundo, murió a los 37 años, equivalente a 100 años humanos.

De acuerdo con la agencia Xinhua, la osa vivía en cautiverio y era la estrella del zoológico de Fuzhou, en el sureste de China.

La causa de su deceso fue por múltiples enfermedades que le afectaban desde el pasado junio, entre ellas cirrosis y problemas renales, señaló el director del centro de Investigación e Intercambio de Pandas del Estrecho de Fuzhou, Chen Yucun.

«El cuerpo se expondrá en el Museo de Basi, que está siendo construido para que la gente la recuerde siempre y comparta el espíritu del desarrollo en armonía entre los seres humanos y la naturaleza», comentó Chen.

Nació en libertad en 1980, pero a los cuatro años fue rescatada luego de sufrir una caída en un río helado en la provincia de Sichuan, suroeste de China.

En agosto pasado, el Libro de los Récords Guinness confirmó que era como la panda más vieja del mundo viviendo en cautiverio.

Con información de Xinhua y Noticias MVS

ljcr