Las féminas pidieron su salida por declaraciones "misóginas" y "retrógradas" (Foto: Guadalupe Martínez)

Por: Guadalupe Martínez/@Guadalupemtzo

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- Bajo el lema «no es normal que nos llamen pirujas», diputadas de la mayoría de los partidos políticos, activistas, funcionarias del gobierno estatal y mujeres en general exigieron respeto a los derechos humanos de las féminas, no a la discriminación ni a las agresiones verbales, por tanto pidieron al presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, destituir a José Manuel Mireles Valverde del cargo que ostenta en la entidad.

Lo anterior, por las declaraciones que hizo el subdelegado del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado de Michoacán (ISSSTE), Mireles Valverde, quien calificó como «pirujas» a las concubinas de los derechohabientes.

La titular de la Secretaría de Igualdad Sustantiva y Desarrollo de las Mujeres (Seimujer), Nuria Gabriela Hernández Abarca, externó que la actitud del exfundador de las autodefensas en la Tierra Caliente es una muestra de la violencia institucional que existe en la función pública.

A su juicio, no es sólo pedir disculpas a las mujeres, porque también ofendió a los integrantes de la comunidad lésbico-gay, por tanto, externó que no se ve un cambio de fondo en un pensamiento «misógino» y «discriminatorio», dijo.

En el pronunciamiento señaló que este tipo de «pensamientos retrógradas» no pueden prevalecer en los servidores públicos ante un panorama de inseguridad a nivel nacional, por ello, Hernández Abarca convocó a trabajar juntas en el marco del respeto de los derechos humanos, para acercar a las mujeres a una realidad en las que se les garantice el respeto a la dignidad.

La titular de la organización Humanas sin Violencia, Circe López Riofrío, expuso que las mujeres ya están «hartas» de este tipo de comentarios no sólo de los funcionarios sino de la sociedad en general que no ha entendido el derecho a una vida libre de violencia.

La activista michoacana le exigió al presidente de México y a sus funcionarios reconocer la perspectiva de género, pues están hartas de vivir en esta situación donde las mujeres son discriminadas, por ello, dijo que seguirán llenado el país de diamantina.

La diputada local del Partido Verde Ecologista de México (PVEM), Lucila Martínez Manríquez, reprobó las declaraciones del exlíder de los grupos armados en Tepalcatepec, pues a su juicio, el cargo que ostenta en la actualidad en materia de salud conlleva un alto grado de responsabilidad y compromiso social.

Externó que las diputadas locales se unen para exigirle al gobierno federal actuar en consecuencia por las «agresiones verbales» de Mireles Valverde a las mujeres que a su juicio no tienen justificación. «Seguiremos en la lucha, no seremos omisas ante este tipo de actitudes, y también exigimos respeto», destacó.

Por su parte, la diputada local del Movimiento Regenera Nacional (Morena), Zenaida Salvador Brígido, destacó que independientemente de las ideologías o los partidos políticos, las mujeres merecen respeto, y por ello, dijo que López Obrador debe hacerse responsable y sancionar al exlíder de las autodefensas. «Estamos aquí para alzar la voz y no permitir estas actitudes», resaltó.

La exsenadora por el Partido Revolucionario Institucional (PRI), Rocío Pineda Gochi, consideró que las declaraciones de Mireles Valverde, refleja. La ignorancia, irresponsabilidad y un pensamiento violento que no debe omitirse.

«Las mujeres han luchado desde varias trincheras por lograr y avanzar en el reconocimiento de los derechos, pero las instituciones y servidores públicos que están obligados a preservar las instituciones no lo han hecho», manifestó.

Cabe recordar que Mireles también señaló a las personas que pagan cuotas de 490 pesos al mes y que quieren que también se atiendan a sus parejas y a los novios y novias de sus hijos e hijas, y familiares en general.

R