Cassie Clayshulte fue la responsable de descubrir la coincidencia (Foto: @CassieClayshultePhotography)

Estados Unidos (MiMorelia.com/Redacción).- Romeo y Julieta es la clásica historia de amor, escrita por William Shakespeare en el ya lejano siglo XVI. Hoy, más de 400 años después, una coincidencia hizo que nacieran dos bebés con esos nombres, en el mismo hospital y con sólo unas horas de diferencia.

La historia se dio en el Hospital Coastal Carolina, en el estado de Carolina del Sur. Inició a las 14:06 horas del pasado 19 de marzo, cuando vino al mundo Romeo, hijo de Morgan y Edwin Hernández. Al siguiente día, a las 8:15 de la mañana, vio la primera luz, la hija de Christiana y Allan Shifflett, quienes decidieron llamarla Julieta.

Todo surgió porque el matrimonio Hernández contrató a la fotógrafa Cassie Clayshulte para retratar las primeras 48 horas de su vástago. Pronto se dio cuenta que en la sala de bebés, al lado de su “modelo”, estaba una niña con el nombre de Julieta. Le pareció curioso el hecho y tomó imágenes de ambos.

Sin embargo, se trató de algo no establecido. Desde meses antes, las dos parejas de esposos escogieron los respectivos nombres. Al varón en honor al cantante de origen dominicano Romeo Santos, y a la pequeña, inspirado en el personaje Jules, del programa televisivo Psych, según explicaron, por separado, a la cadena ABC.

Porque además no se conocían. Lo hicieron hasta después de recibir la noticia de la fotógrafa y desde entonces los comentarios en Facebook, donde subió las imágenes, han girado en torno al destino y a una eventual unión de los dos niños en el futuro. Incluso que la fotografía de la boda correría a cargo de Cassie.

Lo cierto que esta nueva historia, aún por escribirse, no tiene por qué terminar de manera trágica, como la obra de Shakespeare.

amm