Al igual que una uva se arruga cuando se reduce a una pasa, la Luna se arruga al encogerse (Foto: Alina Espinoza)

Estados Unidos (MiMorelia.com/Redacción).- De acuerdo a una investigación realizada por la NASA (Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio) la Luna se está encogiendo.

Este lunes el científico Thomas Watters afirmó que el satélite terrestre ha adelgazado más de 50 metros en los últimos cientos de millones de años, dicho informe menciona que:

“La Luna se está encogiendo a medida que su interior se enfría y se vuelve más delgado en más de 150 pies (50 metros) en los últimos cientos de millones de años”.

Debido a dicha disminución en el tamaño de la Luna se han producido «fallas de empuje» donde una sección de corteza se empuja hacia arriba sobre una parte vecina.

Al igual que una uva se arruga cuando se reduce a una pasa, la Luna se arruga al encogerse. A diferencia de la piel flexible de una uva, la corteza superficial de la Luna es frágil, por lo que se rompe a medida que la Luna se encoge, detalla Watters.

Mercurio se ha encogido más que la Luna 

La Luna no es el único mundo en nuestro sistema solar que experimenta cierta contracción con la edad. Mercurio tiene enormes fallas de empuje, de hasta 600 millas (1,000 kilómetros) de largo y más de una milla (3 kilómetros) de altura, que son significativamente más grandes en relación con su tamaño que las de la Luna, lo que indica que se redujo mucho más que la Luna.

Dado que los mundos rocosos se expanden cuando se calientan y se contraen a medida que se enfrían, las grandes fallas de Mercurio revelan que es probable que haya suficiente calor como para ser completamente fundido después de su formación.

Los científicos que intentan reconstruir el origen de la Luna se preguntan si le sucedió lo mismo a la Luna o si, en cambio, solo estaba parcialmente fundido, tal vez con un océano de magma sobre un interior profundo que se calienta más lentamente. El tamaño relativamente pequeño de las escarpas de la falla de la Luna está en línea con la contracción más sutil que se espera de un escenario parcialmente fundido.

CA