Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- En México se deben cerrar filas para combatir la discriminación desde todas las trincheras y desde los Congresos Locales seguir legislando por una sociedad más justa, afirmó el diputado Norberto Antonio Martínez Soto, integrante de la LXXIV Legislatura de Michoacán. En el marco del Día Internacional de la Cero Discriminación, el diputado local reconoció la lucha por la diversidad, inclusión e igualdad, en donde señaló que se deben seguir promoviendo políticas públicas encaminadas a erradicarla.

El diputado por el Distrito de Hidalgo, refirió que todo acto de discriminación deber ser combatido legal y socialmente ya que, cualquier conducta que atente contra la dignidad humana fragmenta el tejido social.

En ese sentido, Tony Martínez recordó que promovió una iniciativa de reforma a la Ley Para Prevenir y Eliminar la Discriminación y la Violencia en el Estado, misma que fue aprobada y es una realidad en Michoacán, gracias a la que se deben tomar medidas para cerrar el paso a toda forma de discriminación en el Estado.
Hizo mención que, en nuestro país, sin ser la excepción nuestro Estado, existen graves problemas de discriminación, a diario nos encontramos con situaciones en las que se ve vulnerada la integridad física, emocional, económica, laboral y el desarrollo social de las personas por alguna de sus características físicas o su forma de vida, por eso es tan necesario la toma de decisiones para combatir este tipo de conductas.
El diputado local recordó que la discriminación altera el libre desarrollo de la personalidad, situación que deriva regularmente de ideologías radicales que provocan la restricción o pérdida de derechos humanos y la desigualdad para acceder a estos.
Asimismo, dijo que el respeto a la diversidad debe pasar de ser política pública a cultura general, en donde todos asumamos nuestras diferencias a partir del respeto, como una realidad palpable y cotidiana.
Tony Martínez puntualizó que en nuestro país existe aún camino por recorrer para la consolidación de una cultura de respeto a la diferencia, tanto que México tener una orientación sexual distinta a la heterosexual, es una de las principales causas de discriminación. En ese sentido, recordó que la Constitución General de la República mandata en su artículo primero la prohibición de todo tipo de discriminación por preferencias sexuales, pese a ello, en México no ha logrado erradicarse la cultura de la discriminación, por lo aún hay mucho camino por recorrer como autoridades y sociedad al respecto. Boletín/PO