Jesús Melgoza

Parece una idea descabellada emprender un negocio cuando el escenario no se percibe alentador. Pero en tiempos de Covid-19 los emprendedores tienen que agudizar su ingenio para aprovechar estos momentos en que las compras online se han elevado.

Son muchos los productos y servicios que siguen siendo necesarios a pesar del confinamiento y de las restricciones de la llamada nueva normalidad.

Sin embargo, para empezar con un negocio digital es indispensable la preparación de una estrategia con objetivos realistas y la definición del modelo de negocios que quieres seguir. En Espacio Emprendedor, de la Secretaría de Desarrollo Económico, encontrarás asesorías que te ayuden en este camino.

Te comento sobre algunas opciones de negocios digitales, como puede ser el área del cuidado personal, que hoy está en auge; puedes optar por abrir un blog o venta en línea. Lo contrario a hacer siempre lo mismo es adaptarte a la situación. Hay pequeños negocios donde se ofrece comida o bebidas para llevar o servicio a domicilio, mediante pedidos en línea. Si bien esos establecimientos ya existían, hoy funcionan de una nueva manera.

Sea cual sea el área en el que destaques, puedes ofrecer tus conocimientos a través de clases en línea, mediante cursos atractivos visualmente y con contenido de calidad.

Aunque ya podemos salir de casa y practicar nuestro deporte favorito, la salud física es igual de importante que la mental, por lo que, si eres un profesional del deporte o la salud, puedes optar por varias alternativas para ofrecer clases o entrenamientos individuales o grupales, consejos de salud o recetas saludables y tips sobre nutrición.

El mundo de los negocios digitales es amplio y puede ser extremadamente rentable, pero eso no significa que sea fácil. Construir un negocio digital es algo que podrías lograr en pocos meses, pero lo más importante es que te comprometas con tu modelo de negocio, seas constante y no te rindas.

Las ideas son fáciles de encontrar, lo difícil es ponerlas en marcha, ser perseverante y tener claro qué ofrecemos, qué podemos aportar y trabajar a diario en nuestro proyecto.