A vuelta de rueda la circulación en la calle J.J Tablada, a partir de Rey Tanganxoan II y hasta llegar a su entronque con la avenida Juan Pablo II. Los que vienen en sentido contrario es un poco más ágil el tráfico. 

 

Quienes pretenden incorporarse a al Libramiento Sur, por la calle de Fuentes de Morelia, larga fila, desde Fuentes de Valladolid, cerca de la avenida La Joya 

 

Bloqueo de integrantes de Poder de Base bloquean circulación en el carril lateral de la Calzada La Huerta, con dirección a salida a Pátzcuaro. Ya no se puede transitar por carriles laterales a partir de Pensiones Civiles del Estado. 

 

A vuelta de rueda circulación sobre Calzada La Huerta a partir de Francisco J. Múgica con dirección a la salida a Pátzcuaro, tanto carriles centrales como laterales se encuentran abarrotados de autos. En sentido contrario no hay problema.

Negocios verdes, camino al éxito

NoImage

En la actualidad somos cada vez más conscientes de las necesidades de nuestro planeta y de la urgencia de promover “negocios verdes” que reduzcan el daño al que lo hemos sometido. Los niveles de CO2 de la atmósfera se ubican en el máximo histórico de los últimos 800.000 años, de acuerdo a la United States Environmental Protection Agency (EPA).

Está claro que invertir en negocios verdes es un imperativo de supervivencia. Sin embargo, también se ha convertido en una forma muy rentable de operar. Los consumidores respetan más a las empresas tecnológicamente verdes y, además, están más dispuestos a adquirir sus productos y servicios. Esta mentalidad hoy se ha hecho global.

El emprendedor verde se caracteriza por integrar el eje ambiental, económico y social en su propio modelo de negocio; aportar soluciones innovadoras en las formas de producción y consumo de los bienes y servicios, y por el hecho de que la ampliación y difusión de su esquema contribuye a una economía verde global.

Por eso, apostar por un negocio sustentable o ecológico es apostar por una gran oportunidad. En la actualidad están en boga los proyectos que tienen que ver con el cuidado de los recursos naturales y son cada vez más los emprendedores que se deciden por iniciar un negocio verde, ya que la protección del medio ambiente cala cada vez más hondo entre los consumidores.

Los consumidores son cada vez más exigentes y demandan productos y servicios que no sólo cumplan con la calidad de siempre, sino que, además, estén comprometidos con el planeta y sean respetuosos con él.

Afortunadamente, a este carro se han subido pequeñas empresas que nacen con la vocación de la sostenibilidad como objetivo primordial. Pero también grandes imperios como Google, que ya es 100% renovable, o la sueca IKEA y sus famosos paneles solares. 

Aprovechando esta ola de efectos verdes, las mipymes también pueden convertirse en una gran idea de "negocio sustentable”, ya sea comprando o vendiendo elementos que no sean dañinos y que se enfoquen en la defensa y protección del medio ambiente como directriz de su modelo de negocio.

Existen muchos casos que demuestran el éxito de los negocios verdes. Por ejemplo, un grupo de jóvenes universitarios de México ha creado bolsas 100% biodegradables creadas a partir del olote, la parte central y residual del maíz, con lo que han conseguido abastecer a Querétaro de embalajes, tras la prohibición de usar bolsas de plástico, ofreciendo un producto que se desecha y no causa impacto ambiental.

Un proyecto realmente interesante es el de Isla Urbana. Se encarga de instalar sistemas que captan el agua de lluvia en hogares, escuelas y empresas. Su objetivo es cubrir las necesidades de 10.000 casas al sur de Ciudad de México.

Tripda, en Brasil, ofrece otra forma de viajar. Es más barato, más eficiente y más ecológico. A través de Internet, conecta a viajeros que busquen conductores particulares que tengan asientos libres en sus autos. Así comparten trayecto y gastos, y a la vez se reduce la cantidad de emisiones por pasajero.

En Colombia, la empresa Haceb tiene el propósito de ayudar al millón de viviendas colombianas que no poseen sistema de refrigeración, a través de la fabricación de un modelo muy especial. Su precio es un 35% más económico y consume entre 50% y 60% menos de electricidad.

Estos son sólo algunos casos de éxito, pero los negocios verdes tienen cada vez más adeptos y un futuro muy prometedor. Ahora es tu turno de pensar cómo innovar.