Reitero que Mireles Valverde es un preso político

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com/Carlos Albarrán).- Luego de que dos medios informativos en línea, uno local y un diario de circulación nacional, dieran por hecho el traslado al Cereso Mil Cumbres de esta ciudad del ex líder de los autodefensas de Michoacán, José Manuel Mireles Valverde durante las próximas horas, el dirigente estatal de Movimiento Ciudadano (MC), Daniel Moncada Sánchez, negó categóricamente estos hechos al confirmar que el subsecretario de Prevención y Readaptación Social del Gobierno del Estado, Jorge Alejandro Montiel, continúa siendo el principal obstáculo para la defensa legal del inculpado, quien seguirá recluido hasta el momento en el CEFERESO 11 de Hermosillo, Sonora.

Al respecto, el también diputado único de la LXXIII Tercera Legislatura local confió en la buena voluntad política del mandatario estatal, Silvano Aureoles Conejo, para colaborar con el caso en mención, sin embargo, insistió en que «alguien está engañando al gobernador» toda vez que acusó infiltraciones del ex comisionado para la Seguridad y el Desarrollo de la entidad, Alfredo Castillo Cervantes, dentro del primer círculo del titular del ejecutivo. «Esto confirma su condición de preso político«, agregó el parlamentario.

Cabe destacar que horas antes el mismo legislador junto con el abogado central de la defensa legal, Ignacio Mendoza Jiménez, acusaron al funcionario público antes mencionado y al juez quinto de lo penal con sede en Uruapan, Jorge Armando Wong Aceituno, de entorpecer deliberadamente el proceso, situación que ha puesto a los litigantes «en un estado de indefensión» durante al menos dos meses.

Moncada Sánchez puntualizó que uno de los argumentos jurídicos que ha utilizado, tanto el juez como el servidor público, es la condición de reo de alta peligrosidad que fue otorgada a Mireles Valverde y que por acuerdo administrativo con el Sistema Nacional de Seguridad Pública, se debe guardar algunas reservas de ley, sin embargo este convenio no está por encima del artículo 18 Constitucional en donde se mandata que cualquier ciudadano bajo proceso debe estar recluido en el sitio más cercano a donde se ventila su caso.