piojos, niña, muerte, anemia, paro cardíaco,
Las picaduras de los piojos reducían en gran medida los niveles de hierro en la sangre de la pequeña (Foto: hospitalrosario.es)

Estados Unidos (MiMorelia.com).- Una niña de 12 años de edad falleció de un paro cardíaco causado por una anemia severa que sufría, a causa de tener una infestación de piojos por años, según informo Univisión Atlanta.

Kaitlyn Yozviak, murió el pasado 26 de agosto en Georgia, Estados Unidos, sin embargo, el caso apenas tomó relevancia y ya se viralizó tanto que le dio la vuelta al mundo.

Las autoridades creen que una “infestación severa” de piojos pudo provocar una anemia aguda que originó la muerte de la pequeña.

Por el caso fueron aprendidos los padres de la menor, John Joseph Yozviak y Katie Horton, ambos enfrentan cargos de homicidio en segundo grado, esto debido a la falta de atención que le prestaron a su hija. La pareja también fue acusada de crueldad infantil en segundo grado.

El lunes pasado fue la primera audiencia preliminar, donde la jueza de la corte superior del condado de Wikinson, Brenda Trammell, acordó que había pruebas suficientes para los cargos de asesinato en segundo grado.

De acuerdo con la investigación policíaca, la niña vivió al menos tres años con una infestación de piojos y las picaduras de los piojos reducían en gran medida los niveles de hierro en la sangre de la pequeña.

Niña iba ser dada en adopción al nacer

Los padres de Kailtyn Yozviak tenían antecedentes en la División de Servicios para Familias y Niños del Estado por situaciones que involucrabas a los otros dos hermanitos de la pequeña, Informó la Oficina de Investigaciones de Georgia (GBI).

Según los informes del GBI, la familia tuvo los primeros desacuerdos con la agencia de protección infantil mucho antes de que naciera Kailtyn. Los dos hermanos mayores debieron ser trasladados porque la casa donde vivían era insalubre, de acuerdo a una publicación de 13WMAZ.

Según el documento, Katie Horton y Joey Yozviak (ahora detenidos) planearon dar a Kaitlyn en adopción, pero cambiaron de opinión cuando nació.

Por: Redacción/SJS