"Seguramente presentaba congestión de vías respiratorias por la presencia del vómito", añadió

Morelia, Michoacán (MiMoreia.com).- Fiscal especial en delitos de Alto Impacto de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) Guadalupe Alfredo Becerril, reiteró que de acuerdo con la necropsia practicada al pequeño Miguel Ángel fallecido en la comunidad de Opopeo, perteneciente al municipio de Salvador Escalante, fue por bronco-aspiración, que se produjo por la presencia de una gran cantidad de líquidos.

«Las investigaciones revelan que el niño había comido y bebido bastantes líquidos momentos antes de este evento. Él se encontraba jugando con sus compañeros y ellos refieren que estaban jugando ‘Tú las traes’, y andaban corriendo cuando se produce el primer desmayo del menor«, detalló en entrevista para el noticiario michoacano RASA Informa, conducido por Víctor Americano.

En este sentido, el funcionario de la Procuraduría agregó que el menor fue asistido por un maestro y posteriormente llevado con un doctor del pueblo, quien recomendó trasladarlo a Pátzcuaro para ser atendido ya que tenía dolor de pecho y «seguramente congestión de vías respiratorias por la presencia del vómito«. Cabe señalar que el menor falleció en el traslado del pueblo al Hospital de Pátzcuaro.

Alfredo Becerril agregó que se entrevistaron a 12 menores, y ninguno refirió que el pequeño haya sido golpeado por otros menores. «La Procuraduría debe sr objetiva y la parte pericial establece que la causa del deceso fue un problema de bronco-aspiración«.

«Cuando se tiene el certificado de necropsia se tiene la calidad en la causa de muerte, sin embargo no cerramos ninguna posibilidad de revisar algunas otras circunstancias que hubieran generado este lamentable deceso«, añadió.

Finalmente descartó que se pueda practicar una segunda necropsia debido al tiempo que ya pasó, sin embargo aseguró que los peritos y criminalistas hicieron su trabajo de manera muy clara.