Papaloapan, Oaxaca (MiMorelia.com/RED 113).- El pasado fin de semana, un niño de apenas siete años de edad fue asesinado de un escopetazo por su hermano de 12 años.

Esto, registrado en una localidad de San Lucas Ojitlán, municipio de la Cuenca del Papaloapan.

Autoridades policíaco-ministeriales informaron que el suceso ocurrió en la ranchería Peña Blanca de aquel municipio.

Asimismo, trascendió que el menor Juan Diego F. fue blanco de dos disparos de una escopeta, la cual fue accionada por su hermano Sirenio F, de 12 años de edad.

El papá de la víctima, al ser entrevistado por las autoridades, dijo que el suceso fue un accidente. Y que su hijo Sirenio por temor al caso había decidido esconder el cadáver de su hermano para que nadie se diera cuenta y escapó.

Ante esa situación, personal de la Fiscalía General inició las diligencias de rigor correspondientes para indagar más al respecto.