La priista destacó que la derogación de dicho fondo privaría a los ayuntamientos de importantes recursos

Por: Maribel Nieves/ @Mnievesa

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- Es inaceptable la pretensión del Gobierno del Estado de condicionar mayores recursos a los ayuntamientos con la finalidad de que éstos acepten que les administre su impuesto predial y que se derogue el Fondo para Infraestructura Municipal, señalaron la fracción parlamentaria emanada del Partido Revolucionario Institucional (PRI), la dirigencia estatal y los presidentes municipales.

En conferencia de prensa la coordinadora del grupo parlamentario del tricolor, Adriana Hernández Íñiguez señaló que el gobernador  del estado, Silvano Aureoles Conejo no es congruente al pronunciarse en sus discursos a favor del fortalecimiento de los municipios, cuando a través del fondo estatal para la infraestructura de los servicios públicos municipales desaparecer un recurso que garantiza mejorar los servicios públicos.

La priista destacó que la derogación de dicho fondo privaría a los ayuntamientos de importantes recursos que se destinan directamente a la satisfacción de las necesidades de la ciudadanía sin que estipule la forma de subsanar dicha carencia.

«Más allá de la posibilidad que le otorga el propio decreto de ver incrementadas sus participaciones, siempre que cedan el cobro del impuesto predial en favor del estado».

Los priistas informaron a los ediles de todo el estado que defenderán el desarrollo y crecimiento de los municipios a través del fondo estatal para la infraestructura de los servicios públicos municipales.

Asimismo el dirigente estatal, Víctor Manuel Silva Tejeda y el coordinador de los alcaldes priistas, José Humberto García Domínguez indicó que el argumento que da el Ejecutivo es que al derogarse el impuesto sobre tenencia o uso de vehículos a partir de 2015 se dejaron de percibir aproximadamente 600 millones de pesos.

Indicó que además, con el monto del Fondo de Servicios Municipales que este año fue de 450 millones de pesos se agudizó el flujo de efectivo de los recursos estatales de libre programación y consecuentemente la capacidad financiera del Gobierno del estado, lo que ocasionó que no se pagara lo correspondiente a los municipios.

A partir de la creación del Fondo no se pagar cabalmente, por lo que resulta imposible continuar sosteniéndolo de forma tal que propone su derogación, pero si se deroga el Gobierno del Estado continuará cumpliendo con la distribución de las participaciones federales que corresponden a los municipios, señaló.

Inclusive, se asegura que las participaciones federales que corresponden a los municipios pudieran verse incrementadas en un monto similar al Fondo que se propone derogar, siempre y cuando el estado administre su impuesto predial, para lo cual deben celebrar un convenio.

“Esto es, se propone otorgarles mayores recursos, pero únicamente mediante la cesión de otras fuentes de ingresos, lo que definitivamente no contribuye a fortalecer las finanzas municipales”.

Silva Tejeda señaló que si bien se prevé un recorte de 239 mil millones de pesos al gasto público para 2017, todo lo absorbe el Gobierno federal y los estados no serán afectados, al contrario, los fondos de participación aumentarán 6.5 por ciento por lo que lo menos que pueden hacer los Gobiernos estatales es lo mismo antes de recortarles a los municipios.