Silvano Aureoles Conejo
Instó a los ciudadanos y migrantes a evitar que visiten a sus familiares para evitar riesgos de contagio de nueva cepa (Fotograma)

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- A partir de enero del 2021, Michoacán podría regresar al confinamiento obligatorio y cierre de actividades económicas por Covid-19 y a la nueva cepa del virus que amenaza con llegar al país de no cuidar las medidas y cerrar las fronteras de forma temporal o intermitente, afirmó el gobernador Silvano Aureoles Conejo.

Luego de asegurar que este mes será determinante para contener los contagios y la ocupación hospitalaria por coronavirus, el mandatario pidió a la ciudadanía, a los alcaldes al presidente de la República Andrés Manuel López Obrador continuar acciones de prevención al advertir que “en el momento que se requiera apretar las medidas, lo vamos a hacer”.

Comentó que en la primera semana de enero se verá la movilidad de la enfermedad en la entidad y de aumentar la hospitalización, “se tendrá que cerrar completamente para romper la cadena de contagios y para evitar eso, hay que cuidar las medidas como uso de cubrebocas, gel antibacterial, respetar sana distancia y no visitar familiares”.

Además, destacó que con el alcalde de Morelia, Raúl Morón Orozco se platicó la posibilidad de peatonalizar el centro histórico a fin de que personas vulnerables como adultos mayores y con discapacidad no asistan a las plazas públicas y en su caso, restringir el acceso a las mismas.

Aureoles Conejo refirió que esa estrategia será planteada a los presidentes municipales de las 14 localidades que presentan mayor riesgo por la incidencia de casos detectados por día: Lázaro Cárdenas, Pátzcuaro, Ciudad Hidalgo, Zitácuaro, Uruapan, Zamora, Maravatío, Apatzingán, Zacapu, Tarímbaro, Tacámbaro, Sahuayo, Los Reyes y La Piedad.

“El llamado es a los alcaldes para que se tomen medidas y reconsideren convertir también sus centros en zonas peatonales”. Zitácuaro, ejemplificó, restringió el aforo y horario de servicio en establecimientos de comida y otros como actividades de prevención al Covid-19.

Agregó que en el caso del Aeropuerto Internacional de Morelia y terminales de autobuses se instalarán cercos sanitarios para aplicar pruebas rápidas de diagnóstico a los visitantes, sobre todo, migrantes radicados en Estados Unidos de los cuales se esperan 75 por ciento menos de los 123 mil que cada año visitan Michoacán para pasar las fiestas navideñas.

“Es un llamado a los ciudadanos y migrantes para que en la Nochebuena, Navidad y Año Nuevo se extremen medidas y eviten visitar a sus familiares, que las reuniones se realicen sólo con quienes viven en casa y este año se comuniquen por videollamada a través de las plataformas digitales”.

Por: Aned Ayala/rmr