La Última ubicación de teléfonos de los estudiantes contradice versión de PGR. Teléfonos activos después de hechos: GIEI (Foto: @GIEIAYOTZINAPA)

Ciudad de México (Rasainforma.com).- «No hay ninguna sola evidencia para cambiar nuestra conclusión de que los normalistas no fueron incinerados en el basurero de Cocula», aseguró Francisco Cox, del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI).

Al presentar su informe final sobre el caso de la desaparición de los 43 normalistas, destacó que el tercer peritaje de fuego en el basurero de Cocula realizado por un grupo colegiado porque carece de un razonamiento científico.

Añadió que hay una diferencia entre la Procuraduría General de la República (PGR) y el Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) sobre el diesel y restos levantados, pues mientras los expertos niegan la posibilidad, la dependencia informa que sí; “nosotros siempre dijimos que no había indicios para afirmar que los estudiantes fueron incinerados en el basurero de Cocula».

Cox resaltó que para el GIEI no hay evidencia para cambiar lo expuesto el 6 de septiembre del 2105 sobre la imposibilidad de que los estudiantes fueran incinerados en Cocula.

Por otra parte, el informe destacó que para el Grupo de Expertos era muy importante realizar todas las diligencias y análisis de los datos de telefonía, «la versión de la PGR decía que teléfonos habían sido destruidos en Cocula, pero los teléfonos siguieron activos días después del día 26 y 27», aseguró Claudia Paz y Paz.

Mientras resaltó que la línea de investigación sobre los teléfonos y que estuvieran activos días después de los hechos no ha sido investigada.

Es de anotar que el último informe contiene varios capítulos, entre los cuales uno se refiere a la búsqueda de los estudiantes desde el 26 de septiembre de 2014, cuando agentes policiacos se los llevaron para presuntamente entregarlos a un grupo del crimen organizado.