(Foto: Cortesía)

Por: Sayra Casillas/@SayraCasillas2

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- “No podemos definir la vida por las circunstancias sino cualquier vida estaría expuesta” manifestó el obispo auxiliar de Morelia, Herculano Medina Garfias, al defender la postura de la iglesia católica en contra del aborto, aún en situaciones en las que el embarazo de la mujer sea consecuencia de una violación.

Tanto a nivel federal con la bancada de Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) como en lo local, según lo expuesto por la fracción parlamentaria del Partido de la Revolución Democrática (PRD) se pretende legislar sobre la legalización de la interrupción del embarazo, medida que ayer fue rechazada por una agrupación civil defensora de la familia a través de una marcha sobre la avenida Francisco I. Madero, en el Centro Histórico de esta ciudad capital.

En la conferencia de prensa que encabezó este domingo en el anexo de Catedral, el obispo auxiliar, Herculano Medina, fue enfático en el sentido de que una violación sexual es un “crimen” que la iglesia no justifica, sin embargo no les representa un argumento válido para justificar un aborto, práctica que –enfatizó- implica ex comunión.

A pregunta expresa, respondió que una mujer que fue violada y no desea tener a su lado a la criatura que resultó como consecuencia de ese acto, tiene la opción de darla en adopción a padres que sí la quieran.

“Qué cómodo es: me deshago del problema, le quito la vida a una criatura y entonces yo sigo mi vida, es egoísmo, eso no es amor en ningún sentido”, criticó, sin dejar de reiterar que el valor de la vida está por encima de un daño físico.

AC